La DGT actualiza la cuantía de las sanciones

Éstas son las multas de tráfico más frecuentes a las que se enfrentan los autónomos y transportistas

Exceso de velocidad, falta de documentos o, el caso específico de los transportistas, no respetar los descansos son algunas de las sanciones más comunes a las que se enfrentan los autónomos al coger el volante. Tráfico ha actualizado los motivos y cuantías.
Éstas son las multas de tráfico más frecuentes entre los autónomos
Éstas son las multas de tráfico más frecuentes entre los autónomos
Éstas son las multas de tráfico más frecuentes a las que se enfrentan los autónomos y transportistas

A diario, millones de autónomos tienen que coger el coche para ir a su negocio o directamente se dedican a la movilidad. Además de velar por su propia seguridad, transportistas, taxistas, agentes comerciales o furgoneteros deben ser precavidos en el volante para no enfrentarse a ninguna sanción de la Dirección General de Tráfico (DGT). Los expertos afirmaron que los excesos de velocidad, multas por aparcamiento o problemas con el tacógrafo son las incidencias más comunes entre los trabajadores por cuenta propia.

“Los transportistas no suelen cometer muchas infracciones. Casi todas las sanciones que le pueden llegar al conductor de un camión son derivadas directamente de la regulación del transporte”, afirmó José Carlos López Jato, vicepresidente de la Federación Española de Transportistas Autónomos (Fetransa). El portavoz de los transportistas aseguró que, a diferencia de cualquier autónomo o ciudadano, los camiones suelen tener topados los límites de velocidad, por lo que no pueden concurrir en una de las infracciones más populares según la DGT. “Las sanciones que puede recibir principalmente un profesional del transporte es por no cumplir con los tiempos de descanso como se refleja en el tacógrafo, falta de documento como el certificado de actividades u algún problema técnico como pueden ser fallos en las luces o la presión de los neumáticos”, explicó López Jato.

En este sentido, el portavoz de los transportistas advirtió que el 95% de los expedientes que se les abre a los autónomos del transporte van ligado a problemas con el tacógrafo. “Se trata de una infracción grave, porque cualquier irregularidad significa que el profesional no ha cumplido con sus tiempo de descanso”, añadió el vicepresidente de Fetransa.

Las multas leves serían de hasta 400 euros las leves – falta de documentación por ejemplo -; de 401 euros a 1.000 euros las graves; y de 1.001 euros a 4.000 euros las muy graves. “De media, las sanciones para el colectivo en casos como el del tacógrafo son de entre 1.000 y 3.000 euros”, concretó López Jato.

Por otro lado, Antonio Villaverde, presidente de la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA) explicó que furgoneteros, taxistas o cualquier autónomo que circule dentro y fuera de las ciudades se enfrenta a sanciones totalmente distintas. “Exceso de velocidad, cargar, aparcar o descargar en zonas prohibidas suelen ser las sanciones más comunes de cualquier profesional que a diario coja su vehículo”, valoró. “Sin embargo, podemos decir que en los últimos años las infracciones no se han elevado, siguen estables. Las únicas que han aumentado han sido en ciudades como Madrid en las que se limita el tráfico en el centro de la ciudad por tipo de matrícula o vehículo para luchar contra la contaminación”, concluyó el transportista.

La DGT actualiza la cuantía de las sanciones para autónomos y ciudadanos

El pasado mes de marzo, la DGT actualizo la regulación de las multas de tráfico a las que se pueden enfrentar los autónomos. Después de las sanciones por no respetar los tiempos de descanso, el exceso de velocidad es la incidencia más común. A continuación repasamos las sanciones económicas que impone la DGT:

  • Exceso de velocidad en vías urbanas: multas de entre 100 y 500 euros.
  • Superar en 20 km/hora el límite de velocidad para adelantar en carretera: multas graves de hasta 600 euros.
  • Distancia de seguridad en carretera: multas de hasta 200 euros.
  • Acelerar para obstaculizar al vehículo que nos quiere adelantar: multas de hasta 200 euros.
  • Conducción agresiva/temeraria: hasta 500 euros dependiendo de la magnitud de la incidencia.
  • Adelantar a ciclistas: multas de hasta 200 euros.
  • Llevar detectores de radares: se considera una infracción muy grave.
  • Exceso de velocidad: hasta 600 euros de multa y 6 puntos del carnet.

¿Cómo puedo pagar una multa a la DGT?

Si un autónomo recibe una multa de tráfico puede estar tranquilo, existen bonificaciones por abonarla en tiempo y forma. No obstante, de no abonarlas en el tiempo correspondiente supondrá un recargo en la cuantía. Además, también existe un plazo para presentar alegaciones.

Las sanciones de tráfico pueden abonarse online, desde la app MiDGT, por teléfono o de forma presencial. Para ello existirán tres periodos de pago: voluntario, ordinario y fuera de plazo.

  • Periodo voluntario: Si un autónomo abona en 20 días naturales su multa, por pronto pago la DGT reducirá en un 50% la sanción. En este mismo plazo también se pueden presentar alegaicones.
  • Periodo ordinario: Una vez superado los 20 días del periodo voluntario, los autónomos tendrán hasta 45 días para pagar el 100% de la multa si no quieren enfrentarse a un recargo de la misma.
  • Fuera de plazo: una vez superado los 65 días que da la DGT para abonar la multa, el autónomo puede enfrentarse a un recargo del 20% en su sanción.

Éstas son las multas de tráfico más frecuentes a las que se enfrentan los autónomos y transportistas
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad