martes. 07.12.2021

EL IMPACTO SERÍA MÁS GRANDE EN LA ESPAÑA VACIADA

La nueva Ley de Tráfico puede provocar el cierre de 3.000 autoescuelas y colapsaría los centros de examen

autoescuelas-autonomos-examenes-verano
Más de 3.000 autoescuelas cerrarían con la nueva Ley de Tráfico

La nueva Ley de Tráfico que ha aprobado recientemente el Congreso de los Diputados obligaría a 3.000 autónomos a cerrar sus autoescuelas, especialmente los ubicados en la España Vaciada, y colapsaría los centros de examen. La norma se encuentra sometida a enmiendas en el Senado.

La nueva Ley de Tráfico puede provocar el cierre de 3.000 autoescuelas y colapsaría los centros de examen

Los autónomos con negocios de autoescuelas están expectantes ante la nueva Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos y Seguridad Vial que ha aprobado recientemente el Congreso de los Diputados. Según alertó la Confederación Nacional de Autoescuelas de España (CNAE) la redacción de uno de sus artículos provocará el cierre de más de 3.000 establecimientos, con la consecuente pérdida de la actividad para muchos trabajadores por cuenta propia que viven de este sector. La norma, que a día de hoy se encuentra sometida a enmiendas para modificar su articulado en el Senado, también generará un "colapso en los centros de examen, lo que inevitablemente se va a traducir en un mal servicio para la ciudadanía", explicó el secretario general de CNAE, Andoni Martín. 

Uno de los puntos clave de esta Ley es que permite tanto la formación para la prueba teórica del carnet como los cursos de sensibilización vial por vía telemática, sin necesidad de ir a clases. No obstante y a pesar de que algunas autoescuelas no están completamente digitalizadas, este no es el problema principal para la Confederación de Autoescuelas de España, quienes abogaron por "un sistema mixto que combine la presencialidad con las clases online". La verdadera encrucijada de esta nueva norma se encuentra en la redacción de su artículo 62, donde viene a decir que las autoescuelas podrán operar en todo el país con un único local, es decir, "que si un sólo local es suficiente para ejercer la actividad en todo el territorio, muchas sucursales y autoescuelas de ámbito local cerrarán, lo que dejará a muchos profesionales sin negocio", aseguró Martín. 

Todas las autoescuelas están sometidas a un Reglamento, el cual les exige una fiscalización determinada e inspecciones periódicas por parte de las jefaturas de tráfico. "Lo que va a suceder con esta modificación de la Ley es que todas aquellas autoescuelas que tengan más de una sucursal las cerrarán para quedarse sólo con una, ya que no tiene sentido tener más de un local sometido a vigilancia cuando se puede evitar", dijo el secretario general de CNAE. Quien auguró que, de aprobarse la Ley tal y como esta redactada ahora, "el sector sufrirá una importante precarización con el cierre de múltiples oficinas y el despido de todo su personal".

Más de 3.000 negocios están en juego

Para poder apreciar el impacto que tendría la imposición esta nueva Ley de Tráfico en los pequeños negocios de las autoescuelas, el secretario general de la Confederación estimó con cifras que más de 3.000 autónomos tendrían que cerrar sus establecimientos. "A nivel nacional hay unas 5.500 empresas que se dedican a formación vial, y aproximadamente puede haber unas 9.000 sucursales, regentadas por trabajadores por cuenta propia con dos o tres empleados a su cargo. De ellas, si el artículo 62 sale adelante, 3.000 desaparecerían al no tener sentido mantener más de un local para ejercer".

Además, Martín puntualizó que esta normativa será "indudablemente" más corrosiva en la España Vaciada. "Un local ubicado en Madrid es mucho más difícil que cierre, ya que es una gran ciudad con recursos y alta demanda, sin embargo, los que sí van a cerrar son los que se sitúan en pequeños pueblos y ciudades del país. Ellos, serán casi con toda seguridad, los primeros en caer, incrementando así el problema que esto genera a nivel de vertebración territorial", alertó el secretario general. 

La Confederación Nacional de Autoescuelas de España (CNAE) explicó que han acudido a diversas reuniones tanto con la Dirección General de Tráfico como con distintos políticos para explicarles su visión y las "negativas consecuencias" que tendría para el sector la aprobación de esta Ley y, en especial, el artículo 62. "Ahora estamos a la espera de que valoren nuestros argumentos, porque creemos que no han medido correctamente el impacto que podría tener, tanto en cuanto a la desaparición de negocios como al deterioro del servicio que se le prestaría a la ciudadanía".

Colapsaría los centros de examen

Al cierre de los negocios de estos autónomos se suman las condiciones del servicio vial que deja esta normativa. Y es que, el hecho de que se pueda operar en todo el territorio con un único local tiene, según Martín, otra connotación negativa importante: la situación de los centros de examen. A día de hoy, las autoescuelas tienen asignado un centro de examen en función de su ubicación, "en España hay un total de 160 centros cuyas capacidades para examinar varían en función de la ubicación en la que se encuentran. No tiene la misma capacidad la jefatura de tráfico de Madrid que la de Soria", ejemplificó el secretario general de CNAE.

No obstante, el cambio de normativa permitiría que cada establecimiento eligiese el centro de examen que quisiese, lo que llevaría al colapso y largos plazos de espera para los futuros conductores. "Si una autoescuela tiene problemas para examinar a todos sus alumnos en el centro de examen que en principio tiene asignado, lo que va a hacer es desviar un porcentaje de alumnos a una jefatura limítrofe, de tal manera producirá es una migración del flujo de alumnos de unas jefaturas hacia otras", explicó. Esto "hará imposible que los centros de examen puedan hacer una previsión razonable de la demanda que va a tener que absorber", añadió Andoni Martín.

Por lo tanto, "los ciudadanos tendrán que soportar largas esperas para someterse al examen vial". Lo que se traduce en "un mal servicio, ya que cada jefatura está prevista para ejercer con unas dimensiones determinadas, y si se amplía el número de solicitudes no podrán aceptarlas".

Las autoescuelas abogan por un sistema mixto

Otro de los puntos que busca reforzar la nueva Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos y Seguridad Vial es la digitalización. Algo con lo que los autónomos dueños de autoescuelas están "completamente de acuerdo". La postura que defienden estos profesionales es la implantación de un sistema mixto, que combine la presencialidad con las clases telemáticas. "No estamos en contra de impartir el temario teórico de forma online, simplemente creemos que hay aspectos, como la concienciación, que sí requiere de una interacción entre el profesor y los alumnos", insistió el secretario de CNAE. De hecho, aseguró que tras la pandemia, la inmensa mayoría de los establecimientos de formación vial están digitalizados.

No obstante, recalcaron que un sistema 100% telemático derivará en una "peor formación vial" al perderse por completo la presencialidad. "A raíz de esto, van a proliferar cursos que no generan la calidad formativa que puede generar un profesor correctamente formado. Y no hay que olvidar que una de las cuestiones que están sometidas a inspección es el programa educativo que utiliza la autoescuela y la cualificación del profesorado", concluyó Martín.

La nueva Ley de Tráfico puede provocar el cierre de 3.000 autoescuelas y colapsaría los centros de examen