De lo contrario no descartan un parón de la actividad

Los transportistas están convencidos de que el Gobierno extenderá la bonificación del combustible

Los autónomos del transporte están convencidos "al 90%" de que el Gobierno ampliará la bonificación sobre el precio del combustible más allá de junio. De lo contrario, no podrán continuar con su actividad.

¿Continuará la bonificación del combustible más allá de junio?
¿Continuará la bonificación del combustible más allá de junio?
Los transportistas están convencidos de que el Gobierno extenderá la bonificación del combustible

A comienzos de verano, muchas medidas que el Gobierno planteó para frenar el impacto de la subida de costes –como la reducción impositiva de la electricidad – llegarán a su fin. Entre las más destacadas se encuentra la bonificación estatal de 20 céntimos por litro de carburante que concluirá el próximo 30 de junio. Ayuda indispensable para transportistas, taxistas, furgoneteros y agentes sociales que supone un ahorro aproximado de 700 euros al mes en su actividad. Desde el sector están convencidos "en un 90%" de que el Estado prorrogará esta bonificación. De lo contario no descartan parar su actividad al no poder afrontar los elevados costes de los carburantes.

“La bonificación sobre el combustible ha supuesto un alivio para todo el sector del transporte. Pasar de pagar 1,80 euros el litro a un 1,60 reduce drásticamente un gasto que se estaba comiendo nuestros beneficios. Nuestra impresión es que esta ayuda se va prorrogar al menos para los profesionales. Cuando dialogamos con el Ministerio de Transporte para crear esta medida, se acordó que el próximo junio se revisaría de nuevo la continuidad de esta ayuda. Como de momento las circunstancias en Ucrania y el precio alcista de los combustibles no ha cambiado, entendemos que finalmente la bonificación se extenderá”, afirmó José Carlos López Jato, vicepresidente de la Federación Española de Transportistas Autónomos (Fetransa).

“No tenemos una confirmación oficial. De no seguir sería un desastre para todos los autónomos del transporte y tendríamos que parar técnicamente nuestra actividad al no poder lidiar con los precios actuales del mercado”, añadió López Jato. “Además, aunque se firme la paz hoy mismo, a corto plazo el precio del combustible seguirá aumentando y tendremos que esperar hasta que se estabilice. Es una medida totalmente necesaria y no podemos descartarla”, concluyó el representante de los transportistas.

El combustible consumía el 30% de los ingresos del transporte

Esta medida que puso en marcha el Ejecutivo para las actividades “especialmente afectadas por la subida de los precios y los carburantes”, también se ha hecho notar entre los transportistas autónomos. “Sin la bonificación, el combustible estaba consumiendo el 30% de nuestros ingresos. Nosotros no requeríamos una rebaja fiscal dado que podemos desgravarnos los impuestos derivados de nuestros actividad. Por eso era tan importante que se redujera el precio de base y no los tributos”, explicó López Jato.

“El aumento del precio del combustible suponía un sobrecoste de más de 5.000 euros al año, lo que se traduce en unos 600 euros mensuales. Un transportista gasta unos 6.000 euros al mes en carburante. Por lo que, dicho aumento, es un gasto insostenible que les deja con un margen de beneficio más bajo que los que existían en el año de la pandemia. Aunque el precio sea elevado, esta bonificación se ha notado en nuestros bolsillos. Lo único esperamos – y estamos convencidos de que será así – es que el Gobierno prorrogue la bonificación todo el tiempo que sea necesario”, añadió López Jato.

Además tenemos que poner en valor los acuerdos que las patronales del transporte alcanzaron con el Ejecutivo. A la bonificación de 20 céntimos por litro de carburante, se le añade la devolución mes a mes por el gasóleo profesional, la prórroga de los créditos ICO y el aumento de la cuantía de las ayudas al abandono profesional”, valoró el vicepresidente.

“Los transportistas tenemos tres bloques de gastos: el combustible, el conductor (salarios y cotizaciones) y la amortización del vehículo. Sin embargo donde nos hemos visto más asfixiados es en el gasoil. Para compensar esas pérdidas, hubiéramos tenido que reducir salarios pero no era el momento. Los camiones en España tienen una antigüedad media de 14,7 años, no puedes amortizarlos por menos tiempo. Soy emprendedor y tengo cinco camiones. Ni mis trabajadores ni yo estamos remunerados como deberíamos. La inflación ha subido el precio de los talleres, de los repuestos, de los neumáticos, del mantenimiento, de los seguros, no sólo de la gasolina. Sin la bonificación tendríamos que subir el precio de nuestros servicios”, expresó Antonio Villaverde, presidente de la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA).

Los autónomos más perjudicados con la bonificación: las gasolineras

Como ya recogió este medio, muchos autónomos propietarios de estaciones de servicio estaban encontrando dificultades – especialmente los que operan sin bandera – para poder adelantar la bonificación 20 céntimos por litro de combustible. “Ninguna pequeña estación de servicio tiene capacidad de adelantar ni un céntimo sobre el precio del combustible. Una gasolinera media vende 200.000 litros de carburantes al mes. Si adelantan 20 céntimos por litro a cada consumidor, serían 40.000 euros mensuales que el autónomo tiene que poner de su bolsillo”, explicó Victor García Nebreda, secretario general de Aevecar y Aeescam.

ATA pone en valor la bonificación de 20 céntimos

“Esto es un acuerdo histórico” afirmó Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) durante una entrevista en el programa de Carlos Herrera en la Cadena COPE. “Hemos recibiendo mensajes y muchas peticiones de que lo necesario era bajar los impuestos sobre los hidrocarburos y el IVA. Para un autónomo del sector del transporte, estos tributos son neutros. Lo que pagan los autónomos se puede deducir. Por ello, por mucho que bajen los impuestos no se solucionaba el problema”, aclaró Amor en la radio.

“El problema del precio del combustible se ataja bajando 20 céntimos por litro y con ayudas directas para los vehículos. En el acuerdo alcanzado con el Gobierno nos hubiese gustado alcanzar 30 céntimos en vez de 20, pero aun así la medida es más que satisfactoria. Viendo como han actuado el resto de países de Europa, esto es una buena noticia. En Francia se rebajó 15 céntimos durante cuatro meses. En España las patronales del transporte han conseguido bonificaciones mayores y que serán revisadas el próximo 30 de junio para mantenerlas o mejorarlas”, detalló el presidente de ATA. “Asimismo cabe destacar, que las bonificaciones de 20 céntimos están exentas de IRPF”, concluyó.

Los transportistas están convencidos de que el Gobierno extenderá la bonificación del combustible
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad