viernes. 17.09.2021

PARA LOS NEGOCIOS DE MENOS DE CINCO EMPLEADOS

Los autónomos recuerdan al Gobierno su compromiso de bajar el Impuesto de Sociedades y reclaman un tipo del 20%

empresa-impuesto-sociedades-
ATA propone que los pequeños negocios paguen un 20% de Impuesto de Sociedades.

Los autónomos han recordado al Gobierno el compromiso adquirido con los pequeños negocios de bajar el Impuesto de Sociedades. Proponen un tipo del 20% para las actividades de menos de cinco empleados.

Los autónomos recuerdan al Gobierno su compromiso de bajar el Impuesto de Sociedades y reclaman un tipo del 20%

La bajada del Impuesto de Sociedades es una de los compromisos que adquirió el Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidad Podemos antes de tomar posesión en enero de 2020. Una reducción del tipo de este gravamen que los autónomos vuelven a recordar al Ejecutivo. Y proponen un tipo del 20% del Impuesto Sociedades para todas aquellas actividades que tengan menos de cinco trabajadores y sus beneficios fiscales no superen los 36.000 euros.

Entre los 74 actores que enviaron sus alegaciones para la reforma fiscal que al Gobierno prepara de cara al 2022, se encuentra la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Y una de sus peticiones - que fueron recogidas en el documento enviado por la Comunidad de Madrid- es una reducción del Impuestos de Sociedades para los pequeños negocios.

En concreto, la Federación propone la rebaja de cinco puntos en este gravamen, pasando del actual 25% al 20% para todas aquellas actividades empresariales que cumplan una serie de requisitos en cuanto a número de empleados contratados y beneficios fiscales obtenidos. Y ejemplifican unos umbrales de cinco empleados y 36.000 euros.

“Este tipo de gravamen, inferior al nominal general del 25%, se justifica porque las pymes tributaron en 2017 (último año disponible) a un tipo efectivo medio (sobre la base imponible) del 23,2% para las microempresas, que es cercano al nominal y superior al 19,9% por el que tributaron las grandes”, justifica ATA en el documento. Que añade otras cuestiones como que se aclare la la deducibilidad de la remuneración de los administradores, en el caso de que el cargo sea gratuito, o el incremento de la cifra límite de las inversiones de escaso valor de 300 euros a 1.000 euros para tener más libertad de amortización.

Un recordatorio a la promesa del Gobierno

La propuesta de ATA de rebajar el Impuesto de Sociedad es un recordatorio de la promesa electoral que hizo el Gobierno antes de subir al poder en enero de 2020 y sobre la que todavía no ha mostrado intención de cumplir.

El acuerdo de coalición firmado en diciembre de 2029 entre PSOE y Unidas Podemos recoge en su apartado 10.2, titulado el aumento de la progresividad del sistema fiscal, una serie de medidas que afectan al Impuesto de Sociedades y entre las que se incluye la siguiente promesa para los autónomos: “estableceremos mejoras en la fiscalidad para las PYMES (pequeños y medianos negocios), de modo que aquellas sociedades que facturen menos de un millón de euros pasen de tributar de un tipo de gravamen del 25% al 23%”. 

Es una cuestión sobre la que el Gobierno habló en el pasado aunque siempre sin concretar. Hace poco más de un año el presidente, Pedro Sánchez, hablaba en una entrevista concedida a La Sexta, sobre la necesidad de implementar en España una reforma fiscal, para compensar el esfuerzo hecho por la Administración a causa de la emergencia sanitaria. Y aseguró en ella que no iban a subir los impuestos a los pequeños negocios. “Vamos a hacer una reforma fiscal, queremos tener un Estado de bienestar y vamos a subir impuestos a grandes corporaciones y no a pequeñas y medianas empresas" dijo Sánchez en la entrevista.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, también se ha posicionado al respecto. En una entrevista concedida a este diario en julio de 2020, admitió que “siempre hemos defendido que no tiene sentido que las pymes paguen un tipo efectivo del impuesto sobre Sociedades superior al de las grandes empresas. Por eso el acuerdo de Gobierno incluye la rebaja del 25% al 23% del gravamen para pymes. Trabajamos para que esta medida forme parte de un conjunto más amplio dentro de unos Presupuestos de reconstrucción económica y social que son más necesarios que nunca.

La cuestión en manos de expertos

Esta promesa de la bajada del Impuesto de Sociedades a los pequeños negocios ha quedado en estos momentos delegada, como el resto de cuestiones fiscales, a la Comisión Expertos, constituida el pasado abril por mandato del Ministerio de Hacienda y Función Pública, con el objetivo de analizar el sistema fiscal y mejorar su eficiencia.

El estudio, que no será vinculante, tiene previsto salir a luz el próximo 28 de febrero de 2022. Un documento que pretende aportar soluciones sobre la fiscalidad medioambiental, la tributación de la economía digital, la armonización patrimonial y la imposición sobre sociedades. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explicó cuando se constituyó el grupo de profesionales sobre la reforma del Impuesto de Sociedad que “el objetivo final es avanzar a lo largo de la legislatura en la reducción del diferencial de recaudación entre España y la Unión Europea”, según publicaba El Economista.

Ya que, como revelaba un estudio publicado hace unas semanas por el sindicato UGT sobre este impuesto, el tipo del impuesto de sociedades que se paga en España es 3,6% puntos superior al de la media europea. El documento recoge que “los tipos nominales máximos del impuesto de sociedades en España, que en las últimas dos décadas ha pasado del 35% al 25%, y en el conjunto de la Unión Europea, donde se ha reducido del 35% al 21,4% en 2021.” Es decir, que mientras que en España las empresas pagan un 25% de impuesto de sociedades, en Europa la media está al 21,4%, es decir 3,6% más.

La OCDE pide un impuesto de sociedades mínimo del 15%

Así, y mientras que España estudia si será factible una bajada de dos puntos del impuesto de sociedades para los pequeños negocios, a nivel internacional se debate la instauración de un tipo mínimo del 15%. Si bien los intereses que se tienen a nivel global para bajar este gravamen son diferentes a los que persigue Moncloa.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) propuso, en su cumbre de este verano, que se estableciera un tipo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades para luchar con el dumping fiscal que están llevando a cabo las grandes empresas tecnológicas, que deciden instalarse en aquellos Estados donde es más bajo.

Se trata de una medida que ha sido analizada por la la consultora de Price Waterhouse Coopers (PWC). En su último último informe trimestral PWC advierte que aunque sí que "nivel internacional, la opinión es concluyente y el 77,7% apoya el reciente pacto de la OCDE, firmado por 130 países, para establecer un tipo mínimo del 15% en el Impuesto sobre Sociedades". También hay discrepancia en cuanto a “si finalmente dicho acuerdo se llevará a la práctica" recoge el documento. Que estima que "casi la mitad -de los expertos fiscales- creen que es poco probable” que se acabe realizando.

Los autónomos recuerdan al Gobierno su compromiso de bajar el Impuesto de Sociedades y reclaman un tipo del 20%