La futura Reforma Fiscal

El Comité de Expertos propone que los autónomos no declararen IVA cuando estén por debajo de 3.000 euros

El Comité de Expertos del Gobierno ha emitido su informe para la futura Reforma Fiscal. Proponen, entre otras cosas, que los autónomos no tengan que declarar el IVA cuando el impuesto no exceda los 3.000 euros.

motero-libro-blanco-fiscal
El Comité de Expertos propone que los autónomos no declararen IVA cuando estén por debajo de 3.000 euros

El Comité de Expertos elegidos por el Gobierno para sentar las bases de la futura reforma del sistema tributario coincide en la necesidad de establecer un umbral mínimo de exención para la tributación del IVA. De esta forma, los autónomos que no superen el umbral de 3.000 en este impuesto no estarían obligados a declarar ni a realizar el pago trimestral de este tributo. Esta es una de las medidas más importantes, que afecta a 500.000 trabajadores por cuenta propia,  y que recoge el documento presentado ayer donde se incluye también la progresiva eliminación del sistema de módulos y, en general, un aumento de la recaudación de Hacienda mediante subidas generales de impuestos como el IVA o de hidrocarburos.

España es uno de los pocos países de Europa que no tiene un régimen franquiciado de IVA. Es decir, el sistema fiscal no establece ningún tipo de exención de declaración sobre este impuesto. Por ello, el Libro Blanco Sobre la Reforma Tributaria  que ha presentado el Comité de Expertos recomienda al Gobierno introducir unos umbrales de tributación mínimos para que quede exenta la obligación de declarar el IVA. Se trata de la propuesta 75, que dice así: “analizar y articular la introducción de un umbral o franquicia (en el entorno de los 3.000 euros) en materia de IVA, simplificando con ello la realización de actividades económicas de pequeña cuantía y fomentando la iniciativa emprendedora.”

Según se explica en el documento, esta exención en el impuesto afectaría a unos 488.000 usuarios, de los cuáles un 80% serían personas físicas y el coste recaudatorio de la aplicación de esta medía se estimaría en 228 millones de euros de menor recaudación para Hacienda, el equivalente al 0,35% del total. Para el profesor de economía aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos y uno de los miembros del Comité de Expertos, Santiago Díaz, la medida lograría animar la actividad emprendedora.

“Somos prácticamente de los pocos países europeos (uno de los cuatro) que no contamos con con un régimen de franquicia en el IVA. Lo que permitiría esta exención de hasta 3.000 euros es que no haya que cumplir con todas las obligaciones de registro, alta y pago trimestral, que imposibilitan hacer de forma transparente una actividad ocasional o complementaria” dijo Díaz.

Por último, dentro de esta propuesta, el Comité añade que el Gobierno debe crear una serie de "medidas que permitan hacer un seguimiento de las operaciones económicas de los sujetos beneficiarios del régimen”, ya que, si superan el umbral, volverían a estar afectos a la obligación de declarar el IVA. 

Una exención de 3.000 euros y no de 50.000 euros

La creación de un IVA franquiciado para España era una de la medidas principales que planteó la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) al Comité. En su documento de alegaciones solicitaban que se creara un régimen franquiciado de IVA “con un umbral no inferior a los 50.000 euros, y ello sin esperar a la entrada en vigor de la nueva Directiva”.

El documento de los expertos, si bien se hace eco de la propuesta planteada por ATA, no recoge el importe de exención que deseaba la Federación: 50.000 euros. Apenas si se queda e 3.000 euros.

Según el profesor Díaz esta media podría resultar muy útil para las actividades digitales y las ventas de segunda mano que se hacen en España: “las actividades digitales tienen, por un lado, las empresas que prestan el servicio y, por otro, los que participan. Y dentro de ese lado de ventas de segunda mano, hay muchísimas empresas que residen fiscalmente en nuestro país. Para ellos, proponemos también el mínimo umbral franquiciado de IVA de 3.000 euros”.

La eliminación “gradual” del sistema de módulos

Otra de las medidas que afectarán a los autónomos es la propuesta de eliminar el sistema de estimación objetiva o módulos. Una medida que de llevarse a cabo obligaría a los 350.000 trabajadores por cuenta propia que opera actualmente bajo este sistema a tributar por estimación directa. Se trata de una iniciativa que afecta a transportistas, taxistas, hosteleros o peluquerías principalmente.

No obstante, hay que se señalar que se trata de una recomendación de los expertos, y no de una propuesta. “El Comité recomienda su eliminación gradual, aunque considera que determinadas actividades agrarias pueden requerir de un período de adaptación más amplio”. Para este sector propone “la introducción de un sistema de determinación de la base imponible para las explotaciones más pequeñas (en función del número de hectáreas o del volumen de rendimientos íntegros) a partir del promedio de ingresos de los tres últimos ejercicios fiscales, de manera que se tenga en cuenta la variabilidad de ingresos de estas actividades”.

Los expertos insisten en el documento que la eliminación de los módulos debería “venir acompañada de una continuación del esfuerzo de la Administración Tributaria de información y asistencia a los pequeños empresarios y de simplificación de sus obligaciones formales”.

Se propone eliminar los tipos reducidos de IVA, pero no ahora

La principal recomendación de los expertos es la necesidad de que se amplíen las bases tributarias. Si bien reconocen que “antes de poner en marcha las reformas planteadas, hay una conveniencia y necesidad de que primero haya una recuperación económica” manifestó el catedrático Emérito de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y coordinador y presidente del Comité de Expertos, Jesús Ruíz-Huerta. En este punto, cobran especial importancia las políticas implementadas en materia de IVA.

Los expertos creen que es necesario “pensar en un proceso de revisión y reducción de las distancias de tipos reducidos y súper-reducidos” dijo Ruíz-Huerta. Quien añadió que “hay un problema con esas diferencias y deberían resolverse. La pérdida recaudatoria como consecuencia de las excepciones son muy elevadas. De unos 30.000 millones de euros según calculó la AIREF (Autoridad Independiente Fiscal)”.

Cualquier medida que se tome en materia de IVA afecta a los trabajadores por cuenta propia, tanto porque soportan en el IVA, como porque lo repercuten. Además, de que son muchos los profesionales por cuenta propia los que disfrutan de una exención en este impuesto, o se benefician de la venta de un producto a un tipo reducido o súper-reducido. Que es precisamente dónde los expertos piden al Gobierno que tomen medidas, pero no concretan cuáles.

“No hay una propuesta cerrada como tal. Pero sí hay una constatación de que España tiene unos tipos inferiores a la media europea por el abuso de los tipos reducidos y súper-reducidos” dijo la profesora titulada de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad Carlos III de Madrid, Violeta Ruíz. Que añadió que aunque sea necesario abordar esta problemática a largo plazo, no tiene un carácter urgente y tienen que ir acompañada de medidas “compensatorias” para los colectivos potencialmente afectados por las medidas.

Igualar los impuestos del diésel a los de la gasolina

El Ministerio de Hacienda y Función pública encomendó a este grupo de expertos realizar una propuesta de reforma y mejora del sistema tributario que ahondara concretamente en la economía digital y la fiscalidad medioambiental. Que ocupan un capítulo cada una. Dentro del medio ambiente se encuentran una serie de medidas que se han ideado bajo el principio de 'quien contamina paga' y que afectan a los impuestos asociados al trasporte.

Se trata de la Propuesta 6, que recoge un “aumento general de la fiscalidad de hidrocarburos”. El objetivo es que se iguale la tributación del diésel a la de la gasolina. El catedrático de Economía de la Universidad de Vigo, Xavier Labandeira, explicó que en el capítulo de medioambiente se busca “mejorar la eficiencia de los impuestos para que lleguen a los causantes de la contaminación […] Pero contemplamos para determinados sectores -profesionales – compensaciones que no estén vinculadas al propio impuesto”. Esto quiere decir que, los autónomos del transporte se verán afectados igualmente por esta medida, pero pondrá acceder a algún tipo de compensación. No obstante, ésta no sería a través de una deducción en el propio impuesto. 

Dentro de este apartado medioambiental también se plantea la creación de un nuevo impuesto a los billetes de vuelo, o la penalización en el tratamiento de residuos de emisiones de gases por parte de grandes industrias o actividades ganaderas.

Un impuesto europeo para los streamers

La economía digital y las actividades emergentes forman otro de los capítulos (el cuarto) del Libro elaborado por el Comité de Expertos. Está enfocado principalmente a “nivelar” la tributación de las nuevas actividades digitales. Entre la batería de propuestas que se recopilan dentro de este apartado destacan:

  • Una ventanilla única para el comercio intracomunitario (IVA).
  • Vigilar y reforzar el control de los cripto activos.
  • La creación de un impuestos europeo para los sectores del streamig o el juego online.
  • La obligación de información a las plataformas intermediarias.
  • ...

También se encuentran en este apartado todas las medidas que tienen que ver con el fomento del emprendimiento y de la creación de empresas emergentes (startups). “Aquí lo que se trata es de reducir la complejidad y la incertidumbre” dijo el presidente del Comité de Expertos Jesús Ruíz-Huerta. Entre las medidas que proponen sobresalen: la libertad total de amortización, un régimen directo de monetización de las deducciones por I+D+i, un tratamiento diferencial de las Stock Options para que no tributen en el momento en el que se adquieren, sino cuando se hayan cobrado -se les da un plazo de 10 años-, un régimen simplificado de IRPF (parecido al franquiciado de IVA de 3.000 euros).

La evaluación de las deducciones en I+D+i en el Impuesto de Sociedades

En cuanto al Impuesto de Sociedades, los expertos consideran que uno de los problemas que tiene es un “heterogeneidad” de aplicación en las empresas. Y además que se utilizan como “instrumento de elusión fiscal”. Por todo ello, proponen evaluar los beneficios fiscales y establecer límites en las deducciones que se aplican en términos de I+D+i hasta “que no se justifique que son eficaces”. Además de que se incremente el control sobre las sociedades pantallas.

Limitar nacionalmente el impuesto de patrimonio

El Comité de Expertos ha recomendado al Ejecutivo que establezca unos límites mínimos tanto al Impuesto Patrimonial, como al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en toda España. De tal forma, que responden así a la polémica de la armonización fiscal estableciendo un mínimo para toda España, pero dándoles a las autonomías la libertad de modificar el tributo. Si bien, no especifican de cuánto debería ser ese límite.

El Comité de Expertos propone que los autónomos no declararen IVA cuando estén por debajo de 3.000 euros