Domingo. 16.06.2019

NEGOCIOS AFECTOS Y FISCALIDAD

Un negocio exento de IVA también tiene obligaciones fiscales y debe emitir facturas

Un negocio exento de IVA también tiene obligaciones fiscales y debe emitir facturas

No todos los negocios tienen que pagar IVA. Algunos servicios están exentos del impuesto. A pesar de ello, puede ser interesante realizar las correspondientes declaraciones a pesar de no tener impuestos que presentar ni deducir. Ello evita posibles inspecciones por del Fisco

Un negocio exento de IVA también tiene obligaciones fiscales y debe emitir facturas

Aunque no todos lo saben, algunos negocios no tienen que pagar IVA. El impuesto indirecto prevé excepciones para determinado tipo de actividades. Educación y sanidad  son las que concentran la mayor parte de exenciones de este impuesto. Nada menos que siete son las actividades que no están obligadas a repercutir el IVA en sus servicios. Los autónomos cuyo negocio se encuadre en alguna de ellas, deben conocer las implicaciones fiscales de su exención. 

¿Qué actividades están exentas de IVA? 

En primer lugar, la Agencia Tributaria diferencia entre “actividad no sujeta” y “actividad exenta" de IVA. Ni son lo mismo ni tienen el mismo tratamiento fiscal. Hacienda entiende que la diferencia está en si el negocio se enmarca dentro o fuera del “territorio del IVA”. Esto es, si la actividad que desarrolla el autónomo está o no bajo el paraguas del impuesto.  

De esta forma se entenderán como no sujetas aquellas actividades que no están contempladas en la ley del IVA (entregas de bienes o servicios con fines de promoción; prestaciones de servicio a título gratuito; servicios prestados por personas físicas en régimen de dependencia, entre otras). Por el contrario, estarán exentas de IVA aquellas actividades previstas en la Ley del IVA pero que la Agencia Tributaria las exime de forma explícita y directa de pagar el IVA. Hacienda detalla en su propia web cuales son estas actividades exentas:  

  • Servicios educativos públicos y privados 

 La enseñanza en centros públicos o privados autorizados y las clases particulares por personas físicas sobre materias incluidas en los planes de estudios del sistema educativo están exentas de IVA. También quedan exentos del impuesto los servicios de atención a niños, prestados en tiempo interlectivo en su centro docente.  

  • Servicios sanitarios a personas físicas 

Quedan también exentas del impuesto aquellas actividades dirigidas a la atención, diagnóstico y tratamiento de personas físicas por parte de médicos y profesionales de la sanidad. 

  • Servicios artísticos 

Todos aquellos servicios profesionales, incluidos aquellos cuya contraprestación consista en derechos de autor, prestados por artistas plásticos, escritores, colaboradores literarios y gráficos están exentos de IVA 

  • Servicios y operaciones relativos a seguros 

Quedan también exentas del impuesto indirecto todas aquellas operaciones y prestaciones de servicios relativas a seguros, reaseguros y capitalización. 

  • Servicios de mediación financieras. 

Quedarán igualmente exentos de IVA los servicios de mediación financiera siempre y cuando vayan dirigidos a personas físicas. 

  • Servicios in mobiliarios 

Algunas operaciones enmarcadas dentro de la inmobiliaria como pueden ser los arrendamientos de viviendas y entrega de terrenos rústicos y no edificables, así como posteriores entregas de edificaciones quedarán exentas de IVA. 

  • Servicios de correos 

La agencia tributaria prevé además la exención del impuesto para la entrega de sellos de correos y efectos timbrados de curso legal

Tratamiento fiscal

La exención del IVA no exime de todas las obligaciones fiscales. Si bien es cierto que los autónomos cuyo negocio está exento del impuesto pierden la obligación de hacer sus autoliquidaciones -trimestrales y anuales- , algunos despachos de abogados y asesores fiscales recomiendan realizar las correspondientes declaraciones a pesar de no tener impuestos que declarar ni deducir. 

Realizar la declaración del IVA de un negocio exento es sencillo y puede evitar posibles sospechas e inspecciones por parte del Fisco. Liquidar el impuesto de un negocio exento de IVA es tan fácil como rellenar el modelo 303 igual a cero. Ni hay impuestos sujetos que declarar ni, por supuesto, IVA que deducir

¿Y si un autónomo desarrolla paralelamente una actividad exenta y otra no exenta? En este caso el autónomo si está obligado a declarar las actividades no exentas junto con las exentas en el modelo 303 trimestral. La liquidación de estas actividades se hará con el computo de ambas y acabará teniendo, en cualquier caso, el resultado de la actividad no exenta, puesto que  la exenta es igual a cero. 

A la hora de realizar cualquier operación, el autónomo debe saber que realizar una actividad exenta de IVA de ningún modo le exime de emitir facturas. En estos recibos, el trabajador por cuenta propia deberá justificar debidamente mediante un apartado la razón por la que el artículo 20 de la ley 37/1992 del IVA le exime de incluir el impuesto.

Un negocio exento de IVA también tiene obligaciones fiscales y debe emitir facturas