Imprimir

El Gobierno prorroga los ERTES hasta el 30 de junio, pero permitirá alargarlo para algunos sectores

Autónomos y Emprendedores | 09 de mayo de 2020

Ya es definitivo. El Gobierno permitirá mantener los ERTEs hasta el 30 de junio, incluso más para algunos sectores. La medida se desvincula así de la vigencia del Estado de Alarma y se adaptará a las necesidades de cada negocio durante la desescalada.

Como venía avanzando este diario digital desde hace unos días, los negocios podrán seguir beneficiándose de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) durante su vuelta a la normalidad. Es decir, los autónomos podrán reabrir su negocio y recuperar progresivamente, según las necesidades del negocio, a sus trabajadores. Ya lo había recogido la Dirección General de Trabajo y Economía Social a través de un criterio interpretativo pero que necesitaba materializarse a través de una norma que aportara seguridad jurídica a los autónomos. 

Finalmente, así ha sido. La Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, confirmó la prórroga de la medida en rueda de prensa, tras la celebración del Consejo de Ministros extraordinario de este viernes. Díaz aseguró que, gracias al acuerdo alcanzado con los agentes sociales, se han desvinculado los ERTEs de la vigencia del Estado de Alarma -a la que estaban supeditados- y se permitirá prolongarlos hasta el próximo 30 de junio aunque, para algunos sectores vulnerables, la fecha podría prorrogarse todavía más.

Sin embargo,  aunque se alarguen los beneficios que tanto trabajadores como empresarios disfrutan en situación de ERTE, esto no quiere decir que la regulación que hay actualmente sobre los Expedientes vaya a ser la misma. De cualquier manera habrá que esperar a ver los cambios publicados este fin de semana en el Boletín Oficial del Estado.

El objetivo del Gobierno es que la vuelta a normalidad de los negocios se pueda producir de forma progresiva durante las cuatro fases de desescalada y de la forma más fácil posible. Por eso, el nuevo Real Decreto-ley, que va a incluir el acuerdo alcanzado, establece una serie de nuevos condicionantes para los Expedientes. 

Entre todas las novedades, destacan: las nuevas ventajas para los negocios que reincorporen a sus trabajadores, la posibilidad de cambiar de ERTE por causa de fuerza mayor a otro por causa económica, el funcionamiento de los ERTEs por sectores una vez acaba la fecha límite, y la cláusula para realizar despidos cuando el negocio se encuentre realizando un concurso de acreedores.

Incentivos por reincorporar a los empleados

Una de las intenciones que persigue el Ejecutivo con esta nueva regulación de los ERTEs es que la misma flexibilidad que tuvieron los empleadores para solicitar la medida, la puedan tener también ahora para desprenderse de ella: que puedan “ir acomodando y modificando las condiciones de los contratos de los trabajadores que están, a día de hoy, en ERTE. Así, se podrá ir definiendo bien el regreso a la actividad laboral en las diferentes fases, que anuncia el Ministro de Sanidad” señaló Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. 

Para ello, como también adelantó este diario digital, bastará simplemente con enviar una comunicación al Servicio Público de Empelo (SEPE) renunciando al expediente.

Precisamente, la reincorporación de trabajadores a la actividad es una de las acciones que se van a fomentar a partir de ahora desde el Gobierno. Según afirmó Díaz, “va a haber una acomodación de las exoneraciones que, a día de hoy, tienen las empresas y se van a ir modulando para incentivar la exención en aquellas que incorporen a los trabajadores a la actividad laboral”. Una novedad para el tejido laboral y empresarial sobre la que la ministra no dio más detalles. Simplemente, adelantó que sería “una exoneración de carácter muy relevante”.

Según publica la Agencia de noticias EFE, éstas exenciones podrían ser para las empresas con menos de 50 empleados de hasta el 85% en el pago de la cuota sociales si reactivan su actividad en mayo; y del 70% para las que lo hagan en junio. Y si tienen más de 50 trabajadores, las reducciones serían del 60% y del 45% en mayo y junio, respectivamente.

De igual forma, también saldrán beneficiadas las actividades que reanuden su actividad, aunque mantengan sus trabajadores en suspenso. Éstas tendrán exoneradas, si tienen menos de 50 empleados, el 60% de las cuotas de mayo y el 45% de las de junio; y si tienen más de 50, los porcentajes de reducción serían del 45% en mayo y del 30% en junio. 

"Todas estas deducción quedan, como antes, sujetas al compromiso de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad, aún cuando sea de forma parcial o sólo afecte a parte de la plantilla" señala EFE. Y en caso de incumplirlo, el negocio deberá abonar todas las cotizaciones que le fueron exoneradas, sujetas a recargos e intereses de demora. 

Facilidad para cambiar de un tipo de ERTE a otro

Otra de las “herramientas” explicadas por la Ministra de Trabajo en rueda de prensa, que ha sido también suscrita por los interlocutores sociales y que se incluirá en la norma, es “la necesaria adecuación y transición de los ERTEs de fuerza mayor a los denominados ETOS. Es decir, a los Expedientes por causa económicas, organizativas o administrativas y de producción”. El procedimiento, dijo la ministra, sería “con carácter retroactivo, para que en ningún momento se deje desprotegido, ni a las empresas, ni a los trabajadores”.

Se trata de un traspaso importante para el tejido empresarial porque, como explican fuentes cercanas al acuerdo, significaría la mejora económica de muchas actividades, "ya que si puedes pedir un ERTE por causa de fuerza mayor es que estás muy mal".

Este cambio en el tipo de ERTE  no afecta a la cláusula de mantenimiento del empleo, y obligará las empresas a continuar con su plantilla aunque se acojan ahora a los de "por motivos económicos", con algunas salvedades que se detallan a continuación.

Recordemos que, en el pasado mes de abril, la Dirección General de Trabajo emitió un criterio interpretativo sobre la cláusula para salvaguardar el empleo que incluyen los ERTEs, y establecía que son sólo los realizados por causa de fuerza mayor, y no los que se han hecho por motivos económicos, los que tienen la obligación de mantener el empleo durante seis meses cuando se reanude la actividad. Esto, ha cambiado para los autónomos que se encuentren en determinadas circunstancias.

Además, y según recoge EFE, los ERTE de causa por fuerza mayor quedarán divididos en dos clases:

  • Por fuerza mayor total: dirigido a las empresas que todavía no puedan reiniciar la actividad y que podrán exonerarse el 100% de las cotizaciones si el negocio tiene menos de 50 trabajadores y  el 75% para las de más; como ocurría hasta ahora.
  • Por fuerza mayor parcial: con exenciones desde el 30% al 85% en función de las circunstancias de cada negocio, primando la reducción de jornada sobre el mantenimiento de la suspensión.

Se podrá despedir en riesgo de quiebra 

La única situación en la que, según detallan las mismas fuertes, incluye el acuerdo que un negocio puede despedir es cuando el negocio esté en riesgo de quiebra. O, dicho de otra forma, "la reserva para el mantenimiento del empleo no se aplica si la empresa tiene que afrontar un concurso de acreedores". 

Esta medida, que ha sido una reivindicación de todo el colectivo, atenderá justamente a los autónomos que se encuentren en una situación especialmente crítica. 

A partir del 30 de junio, los ERTE se alargarán por sectores 

Además, el acuerdo suscrito entre los agentes sociales y que se incluirá en el próximo Real Decreto-ley, incluye la creación de una comisión tripartita,compuesta por Gobierno, sectores y agentes sociales, en la que se decidirá las actividades que van a necesitar ayuda después del levantamiento del Estado de Alarma.

Según avanzó la titular de Trabajo, se prevé que la comisión se reúna “todos los miércoles de la segunda semana de cada mes, desde ya mismo, para decidir muy bien qué sectores van a necesitar ayuda después del levantamiento del Estado de Alarma. Además, detalló que el mecanismo de validación de los sectores sería “muy minucioso”.

Éste consistiría en un estudio en detalle de la situación económica de cada uno de los sectores y la evolución de los mismos. A partir de ahí, "se va a ponderar en esa comisión tripartita en qué situación está cada uno de los sectores afectados en nuestro país”. Una vez tomada la decisión en la Comisión, ésta será validada posteriormente en el Consejo de Ministros.

A la espera de lo que pase el domingo

Todas estas novedades sobre los ERTE, que incluye el acuerdo entre los agentes sociales, se publicarán, lo más seguro, el próximo domingo a través de un Real Decreto-ley. A través del cuál también se extiende el Estado de Alarma hasta el próximo de 24 de mayo.

Razón por la que muchos emprendedores y autónomos están a la espera de su publicación para ver exactamente cuáles son las condiciones que detalla la nueva ley y cómo les va afectar. Sobre todo en esta nueva fase de desescalada, que comienza en muchas provincias este lunes 11, y por la que muchas actividades, como la hostelería, vuelven a subir la persiana. 

Para Díaz, en el acuerdo alcanzado entre los agentes sociales sobre la prolongación de los ERTEs es “muy beneficioso para los empresarios de nuestro país, pero también para los trabajadores”. En sus declaraciones tras el Consejo de Ministros, alabó el trabajo y el esfuerzo que habían hecho los agentes sociales para llegar a un acuerdo, en el que aseguró que habían cedido todas las partes y que demostraba que “los interlocutores sociales están siempre a la altura de las circunstanciaras”.

También afirmó que, con el acuerdo, se protegerá el empleo y la economía del país, porque salvar "a las pequeñas empresas y a los autónomos es también  proteger a los trabajadores. En definitiva, es proteger la economía de nuestro país.

Por su parte, desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), el último de los agentes sociales en dar el visto bueno al acuerdo explicaron que, si bien han aceptando la última propuesta del Ministerio de Trabajo sobre la prolongación de los expedientes, les querían "vislumbrar un acuerdo a más largo plazo que hubiera dado seguridad y certidumbre a las empresas y a las personas trabajadoras, para acompañarlas en el proceso de recuperación total de la actividad”.

No obstante, señala el comunicado, ésta última propuesta en mejor que la inicial y por ello han dado el visto bueno. Por último insisten, en que el Gobierno deber reunirse “ya, desde mañana mismo, con los sectores más afectados para negociar las medidas necesarias y específicas de cada uno de ellos”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/actualidad/gobierno-prorroga-ertes-30-junio-permitira-alargarlo-algunos-sectores/20200508170950022214.html


© 2020 Autónomos y Emprendedores

Noticias de interés para autónomos, emprendedores, pymes y profesionales que quieren montar su propio negocio​