miércoles. 28.10.2020

SE BENEFICIARÁN 35.000 TRABAJADORES POR CUENTA PROPIA

Los autónomos de Bilbao estarán exentos en octubre del pago fraccionado del IRPF

Los autónomos de Bilbao estarán exentos en octubre del pago fraccionado del IRPF

Hacienda no cobrará en octubre a los autónomos de Bilbao el pago fraccionado del IRPF correspondiente al tercer trimestre fiscal. Seguirán exentos del impuesto, igual que en el primer y segundo trimestre.

Los autónomos de Bilbao estarán exentos en octubre del pago fraccionado del IRPF

Con el fin de mitigar los efectos de la crisis sanitaria, la Diputación de Bilbao puso en marcha nuevas exenciones tributarias y adelantó las devoluciones del Impuesto de Sociedades, a través de una inyección de 20 millones de euros para autónomos, microempresas y pymes.

En concreto, la administración vizcaína eximió a los autónomos del pago fraccionado del IRPF del tercer trimestre. Así, unos 35.000 trabajadores por cuenta propia de la región podrán beneficiarse de esta prerrogativa, que ya se adoptó para el primer y segundo trimestre del año. Desde entonces, ha supuesto un coste fiscal estimado de unos 19 millones de euros no ingresados en las arcas públicas de Bilbao.

Precisamente, en abril evitaron este pago cerca de 18.000 contribuyentes, lo que supuso un importe total de 10,6 millones de euros, mientras que en julio –la segunda fecha establecida– fueron alrededor de 15.000 autónomos los que decidieron no hacer frente a dicha obligación, dejando así de ingresar a la Hacienda Foral unos 8,4 millones de euros.

Y ahora, por tercera vez consecutiva, los autónomos de Bizkaia pueden acogerse a estas exenciones temporales, aunque deben tener en cuenta que más adelante podrían verse reflejadas en su declaración del IRPF. Estas obligaciones fiscales, particulares de los autónomos, son una especie de adelanto del impuesto que deben abonar por el rendimiento de su actividad económica. De este modo, el trabajador por cuenta propia verá reducida la cantidad que le toque abonar en el momento de presentar su declaración de la renta, normalmente entre el 1 de abril y 30 de junio. Pero también funciona a la inversa, por lo que si le sale a pagar y no hace el pago fraccionado podrá ver incrementada la cantidad a devolver que en su caso le corresponda.

Es decir, su función es similar a las retenciones efectuadas sobre los sueldos y pensiones de los trabajadores por cuenta ajena. La diferencia radica en que las retenciones de éstos son realizadas por el pagador, mientras que los pagos fraccionados son calculados por el autónomo, quien posteriormente se encarga de abonar a la Hacienda Pública.

¿Cuándo deberían realizarse los pagos?

Con carácter general, el cálculo de estos pagos puede realizarse de tres maneras (estimación directa, estimación directa simplificada o estimación objetiva) y se efectúa cuatro veces al año a través de los modelos tributarios 130 para las dos primeras y el modelo 131 para la estimación objetiva. Los plazos habituales para su presentación son los siguientes:

  • Entre el 1 y el 20 de abril, julio y octubre 
  • Entre el 1 y el 30 de enero del año siguiente.

En lo que va de año, los autónomos vizcaínos han podido evitar los pagos fraccionados de abril y julio, correspondientes al primer y segundo trimestre. Esta posibilidad vuelve a estar vigente para las cuantías que les tocaría abonar este próximo mes de octubre por el rendimiento de su actividad económica registrado en el tercer trimestre del 2020.

Adelanto de las devoluciones del Impuesto de sociedades

La presión que la situación epidemiológica está ejerciendo sobre las actividades económicas del país está obligando a muchas Administraciones forales a establecer y extender, como ha hecho en esta ocasión la diputación provincial vizcaína, medidas que favorezcan la liquidez de las empresas y los profesionales que se están viendo perjudicados por los efectos de la pandemia.

En esta línea, la Diputación de Bilbao decidió también adelantar para las empresas más pequeñas las devoluciones del Impuesto de Sociedades que, habitualmente, se llevan a cabo en diciembre o en los primeros meses del año posterior. Así, este pasado miércoles, la Hacienda foral abonó 11 millones de euros a 901 microempresas y pymes de Bizkaia. Es decir, a todas aquellas que presentaron autoliquidaciones del Impuesto sobre Sociedades con resultado ‘a devolver’.

Aplazamiento en los pagos de la Renta del 2019

En el lado contrario, la Diputación aplazó los pagos de los contribuyentes cuyo resultado en las autoliquidaciones de Renta y Patrimonio fuesen ‘a pagar. El objetivo es asimismo promover una mayor liquidez y solvencia para aquellos negocios y trabajadores por cuenta propia que, en estos momentos, se ven ahogados.

De este modo, el periodo para abonar dicho ingreso, que habitualmente se realiza en junio, quedó atrasado hasta finalizar la campaña de renta. Así, a partir de este jueves, será cuando la Hacienda Foral de Bizkaia proceda a cobrar las cuantías de estos contribuyentes. En el caso de que optasen por la modalidad de pago fraccionado, tendrán que abonar ahora el 60% del importe total y, el próximo 30 de noviembre, el 40% restante.

Los autónomos de Bilbao estarán exentos en octubre del pago fraccionado del IRPF