lunes. 24.02.2020

EN FUNCIÓN DE LA SUPERFICIE Y FACTURACIÓN DEL LOCAL

Cada bar pagará una tarifa distinta por emitir los partidos de LaLiga

Cada bar pagará una tarifa distinta por emitir los partidos de LaLiga
En un futuro próximo, los bares, restaurantes y hoteles pagarán cantidades distintas por retransmitir los partidos de futbol, en función de su superficie y facturación. Así es el sistema de tarifas que quieren implantar LaLiga y Mediapro.
Cada bar pagará una tarifa distinta por emitir los partidos de LaLiga

El fútbol hace que los 50.000 establecimientos del sector de Hostelería y Restauración que emiten partidos de La Liga , la Champions, o cualquiera de las otras competiciones, consigan unos ingresos de 1.226 millones de euros y generen alrededor de 20.000 empleos cada temporada. 

Conocedores del impacto que tiene el fútbol en el sector hostelero en particular y en la economía en general, LaLiga y Mediapro buscan alternativas para aumentar el número de locales en los que los aficionados puedan disfrutar de los goles de sus equipos. El objetivo es “alcanzar el universo de 100.000 (establecimientos) a medio plazo”, aseguró Jaume Roures, socio fundador de Mediapro, durante la presentación del estudio 'El Consumo de fútbol en locales públicos'.

Para ello, patronal y productora estudian establecer un sistema de tarifas en función de la superficie, la facturación y la ubicación del local. Esto es, un sistema similar al de tributación por módulos. “Estamos trabajando en desagregar los precios y adaptarlos a las realidades”, afirmó Roures.

De conseguirse, el beneficio sería doble. Por un lado, se incrementarían los 140 millones de ingresos que se perciben por la compra de los derechos audiovisuales del fútbol, con el objetivo de ir equiparándolos así a los de otras competiciones europeas como la Premier Leage, donde la cifra ronda los 600 millones de euros. Por otro, sería una forma de ampliar el espectro de bares, restaurantes u hoteles que compran estos ‘paquetes’ televisivos, lo cual podría incluso suponer un salvavidas para muchos de ellos, teniendo en cuenta que “un local público con fútbol duplica los ingresos durante el momento del partido” tal y como señala el informe de LaLiga y Mediapro. 

Adecuar las tarifas a la realidad de los locales 

Para tranquilidad de los hosteleros, con esta nueva fórmula, “no significa que haya que cobrar más a los bares”, puntualizó Javier Tebas, presidente de LaLiga. La clave está en “adecuar la política de precios. No es lo mismo un bar de 60 metros cuadrados en la calle Serrano de Madrid que otro de 30 metros cuadrados en Vallecas”, añadió Tebas.

Si bien ambas entidades, junto con el resto de federaciones y los operadores televisivos, ya están el sistema, el horizonte temporal es de dos años vista. A este respecto, Tebas solicitó que tanto del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo como del de Hacienda ejerzan de árbitros, intermediarios entre los establecimientos que retransmiten los partidos y las federaciones.

El presidente de LaLiga apuntó a la creación de un registro de locales que emiten fútbol -similar al que ya existe en Reino Unido-, lo cual permitiría acortar los tiempos para la puesta en marcha de este sistema. “Es muy complicado controlar todos los establecimientos, especialmente aquellos en los que los titulares son autónomos. Nos gustaría tener un acceso más rápido a esta información para adecuar cuanto antes la política de precios”,explicó el presidente de LaLiga.  

Este registro contribuiría, a su vez, a luchar contra los aproximadamente 28.000 establecimientos que emiten partidos de fútbol de forma ‘pirata’. Cifra que se ha conseguido reducir en torno a un 10% gracias a las 105.000 inspecciones en bares por piratería y las 5.000 denuncias interpuestas. “Aunque los números son muy buenos y muestran que el fútbol es un dinamizador de la actividad en los bares, tenemos que seguir puliendo este contenido específico para los establecimientos públicos. Es nuestra responsabilidad darles el mejor producto y protegerles frente a los locales que hacen competencia desleal 'robando' el fútbol”, añadió Javier Tebas.

Un 146% más de consumo

De los 15 millones de aficionados que acuden a un local público a ver el fútbol, cinco lo hacen al menos una vez al mes. Y el 37,4% lo ve en grupos de cinco personas.  Además, cada aficionado toma de media entre dos y tres consumiciones por partido, lo que supone un gasto medio de 13 euros. De hecho, tal y como se destaca en el estudio, el consumo durante los días de partido se incrementa un 35% en el pre-partido, un 107% durante los 90 minutos del mismo y un 146% en el post encuentro.

Llama la atención que un 43% de quienes suelen ir a ver el fútbol en establecimientos públicos tienen contratado un paquete residencial, es decir, pueden verlo en casa. El dato “denota el valor de lo experiencial”, señaló Tebas. Socializar y disfrutar de un ambiente en el que se magnifican emociones como la diversión y la emoción son los dos principales motivos para “bajar a ver el partido al bar”, explica el informe.

Más impuestos y menos competitividad

La industria del fútbol, que representa en torno al 1,4% del PIB (Producto Interior Bruto), también está expectante ante las medidas que pueda adoptar el nuevo Gobierno en materia fiscal. Con respecto a la posible subida de impuestos que se baraja desde el Ministerio de Hacienda para este año 2020, Tebas fue tajante: “una mayor presión fiscal nos va a hacer menos competitivos respecto a otros deportes”.

No obstante, el presidente de LaLiga, confía en el diálogo y en que “se escuche al sector del fútbol que también tiene mucho que decir”. Y añadió que “todavía está aterrizando -el Gobierno- y se dicen muchas cosas. Por el momento, hay que ser prudentes”.

Cabe recordar que, según el último informe elaborado por la consultora PwC sobre el 'Impacto económico, fiscal y social del fútbol profesional en España', entre IVA, IRPF, Impuesto de Sociedades, impuestos especiales y cotizaciones sociales,  el 'deporte rey' aporta a las arcas del Estado más de 4.000 millones de euros anuales.

Cada bar pagará una tarifa distinta por emitir los partidos de LaLiga