sábado. 27.02.2021

BAJAS PRESTACIONES TANTO EN ORFANDAD COMO EN VIUDEDAD

Esto es lo que cobrarían los familiares de un autónomo si éste falleciera

Con la pandemia se incrementó el número de solicitudes de prestaciones por fallecimiento, como viudedad u orfandad. Esto es lo que cobraron los familiares de los autónomos.
Esto es lo que cobrarían los familiares de un autónomo si éste falleciera

En menos de un año, más de 60.000 familias han perdido a algún ser querido a causa del coronavirus. Además de lidiar con la muerte de un familiar, miles de viudos y huérfanos tienen que pasar a subsistir a base de prestaciones que, muchas veces, no alcanzan los 500 euros. El drama viene por dos vías: por un lado la realidad es que los trabajadores por cuenta propia mayoritariamente cotizan por la base mínima y por otro lado, esto se agrava porque los familiares del fallecido cobran sólo un porcentaje de la base por la que cotizaba el autónomo.

Muchos trabajadores por cuenta propia tuvieron que aguantar durante los últimos meses al frente de negocios esenciales como el transporte o el pequeño comercio y exponerse al contagio, sin saber qué les quedaría a sus familias en caso de que faltaran.

Según los datos de la Seguridad Social, el gasto en pensiones por viudedad incrementó más de un 2% el pasado año. Y también el número de familiares que solicitaron esta prestación. "Hemos tramitado muchas más solicitudes de pensiones como la de viudedad, a raíz del fallecimiento de miles de trabajadores, entre ellos muchos autónomos. El problema es que, en el caso de que el fallecido sea un trabajador por cuenta propia, la cuantía de la prestación se desploma, ya que la mayoría cotizan por bases cercanas a la mínima", aseguró Rubén Mateu, graduado social del área laboral de AGM abogados. 

La pensión media de viudedad fue de sólo 525 euros

De hecho, según los últimos datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA, en enero, la pensión media de los viudos y viudas del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) fue de apenas 525 euros y la de los huérfanos fue de menos de 350 euros. Lo mismo ocurrió con la pensión de favor de familiares, prestación dirigida a familiares distintos al hijo o a la pareja, que se situó en 467 euros. 

Todas las prestaciones contributivas dependen de la cotización del trabajador. Sin embargo, en las pensiones por fallecimiento "se hace todavía más visible la gran brecha que hay entre lo que cotiza un autónomo y un asalariado. Estas prestaciones apenas alcanzan un 50% de la base y, si el autónomo cotizaba por la base mínima, la pareja del fallecido, por ejemplo, se quedará con una pensión de unos 450 euros. En el caso del hijo, todavía sería menos", comentó el experto de AGM abogados 

Actualmente, en España hay más de 470.000 personas cobrando una pensión por viudedad. Si bien la prestación media que cobran los cónyuges de autónomos fallecidos es de 525 euros al mes, las cuantías son muy variables, puesto que existe una gran brecha entre la pensión que dejan las autónomas a sus parejas y viceversa. Las trabajadoras por cuenta propia, según datos de la Seguridad Social,  generan pensiones todavía más bajas que los varones autónomos. Mientras que las mujeres viudas cobran una media de algo más de 530 euros al mes, los hombres cobran una media de apenas 373 euros mensuales.

Diferencias de casi 200 euros entre comunidades

Además, estas prestaciones también tienen grandes diferencias entre comunidades autónomas. Es el caso de la pensión de orfandad, cuyas cuantías son, de por sí, muy bajas, pero que pueden llegar a variar en 200 euros entre regiones. Mientras que los hijos de autónomos fallecidos en Extremadura cobraron, de media, 391 euros, los de Melilla a penas alcanzaron los 208 euros.  

La diferencia también es grande en las pensiones de viudedad. Así, por ejemplo, las parejas de autónomos fallecidos en Castilla-La Mancha percibieron 601 euros el pasado mes de enero, mientras que las de Galicia apenas llegaron a los 444 euros.

Y, en el caso de la prestación por favor de familiares, dirigida a personas, como nietos o madre del fallecido, hay diferencias también cercanas a los 100 euros entre las diferentes regiones. Así, los familiares de autónomos fallecidos en La Rioja percibieron en enero, de media, 496 euros, mientras que los de Ceuta cobraron tan sólo 398.

Esta brecha en la pensión que generan los autónomos entre las diferentes comunidades autónomas "no es de extrañar, teniendo en cuenta que, a la hora de calcular la cuantía media de estas prestaciones se incluye a los autónomos de regímenes especiales, como el agrícola, que tienen bases de cotización tarifadas y por de bajo de la base mínima ordinaria. De este modo, se puede explicar que algunas comunidades como País Vasco o Madrid, en las que el sector agrícola representa una parte pequeña de la actividad de la región tengan pensiones muchos más altas que en otras regiones como Extremadura, donde la agricultura es el medio de vida de buena parte de los autónomos", explicó Juan López Gandía, catedrático de Derecho del Trabajo y Seguridad Social.

A esto, hay que añadir que "no todas las comunidades autónomas tienen el mismo nivel de vida y, por tanto, los trabajadores por cuenta propia de algunas regiones se pueden permitir cotizar por una base superior". 

El problema está también en que los autónomos cotizan poco

En todo caso, y más allá de la diferencia entre comunidades, el problema vuelve a estar en la cultura de la cotización: "muchos autónomos ven su cotización como un impuesto y la intentan bajar al mínimo porque, según entienden, están ahorrando, siendo que en realidad están recortando de pensiones que, más adelante, podrían ser su único sustento o el de su familia", dijo  López Gandía. 

En esencia, lo que más influye para el catedrático en las pensiones tan bajas que cobran los autónomos o sus familiares, es "la base de cotización. Las prestaciones contributivas se calculan en función de lo que hayas aportado durante unos determinados años al sistema. La poca aportación que hace este colectivo a la Seguridad Social y, por tanto, a sus prestaciones es el factor esencial que explica que haya tantos autónomos que lleven toda una vida facturando, en muchos casos, por importes elevados y terminen generando pensiones que a penas dan para vivir", explicó Juan López Gandía. 

Sin embargo, y a diferencia de la jubilación, "en las prestaciones por fallecimiento, como la de viudedad, se tienen en cuenta tan sólo los dos últimos años, no los 25. Es decir que, independientemente de lo que haya cotizado el trabajador por cuenta propia a lo largo de su carrera, si decidiera pasar de pagar 289 euros de cuota a pagar 300 euros más, en dos años, la pensión de viudedad que dejaría ya no sería de 525 euros sino de alrededor de 1.100 euros", explicó Rubén Mateu, graduado social del área laboral de AGM abogados. 

Esto es lo que cobrarían los familiares de un autónomo si éste falleciera