Necesita información sobre los rendimientos netos para ajustar las cuotas

El Gobierno podría usar las facturas electrónicas para que los autónomos coticen por sus ingresos

Cuando se implante el uso obligatorio de la factura electrónica Hacienda y Seguridad Social podrían obtener más información sobre los ingresos reales de los autónomos. Y es lo que se necesitaría para reformar el actual sistema de cotización. Una posibilidad que el Gobierno está estudiando.

factura-luz-aire-acondicionado-autonomos
El Gobierno podría usar las facturas electrónicas para que los autónomos coticen por sus ingresos

La imposición del uso de la factura electrónica, que se hará en poco tiempo, podría ser la clave en un futuro para la reforma del sistema de cotización de los autónomos. El Gobierno estudia ahora la posibilidad de utilizar los datos que se obtengan con este cambio en la facturación, junto con los datos que aporte la Agencia Tributaria de los softwares de los negocios, para intentar implementar el modelo de cotización por ingresos reales. Los nuevos datos abrirían un nuevo paradigma de información sobre los rendimientos netos de los trabajadores por cuenta propia.

De esta forma, el Gobierno estudia las nuevas obligaciones formales en materia de tributación a las que los autónomos tendrán que enfrentarse próximamente por si podrían servir para obtener información en tiempo real que permita a medio plazo la creación de un sistema de cotización adaptado a los ingresos de los autónomos. Si bien, para ello habrá que esperar a que entre en vigor el Proyecto de Ley Crea y Crece, que se encuentra en estos momentos en trámites legislativos y que recoge la implantación de la factura electrónica para todos los autónomos en sus relaciones comerciales. Actualmente, este recibo digital sólo es obligatorio en aquellos trámites en los que los trabajadores por cuenta propia trabajan con las administraciones públicas y permite a Hacienda recibir instantáneamente los ingresos de los autónomos.

Por otro lado, también habría que esperar al desarrollo de la utilización de los softwares de facturación por los que aboga la Agencia Tributaria y que le permitiría a la Administración tener un control en tiempo real de todas las facturas que emiten los autónomos y pequeños negocios.

En ambos casos se trata de una información muy útil para Hacienda y para la Seguridad Social sobre los ingresos a tiempo real de los trabajadores autónomos, que podría ser utilizada por el Gobierno para el desarrollo de un sistema de cotización más próximo a sus rendimientos reales.

 La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha pedido precisamente que, hasta que no se conozcan realmente cuáles son los rendimientos de los autónomos atendiendo a su complicada heterogeneidad, la Seguridad Social se abstenga de realizar cualquier reforma del RETA. Para ATA esperar a obtener los datos que se consigan con las futuras obligaciones formales de los autónomos permitiría "hacer una radiografía fiel de lo que es la realidad del colectivo. De otra forma, como ya hemos advertido el Ejecutivo se va a equivocar” dijo la vicepresidenta de ATA, Celia Ferrero.

Según Ferrero “hasta que no tengamos un dato cierto -sobre cuáles son los rendimientos de los autónomos – la implantación de un sistema de cotización por ingresos reales va a ser equívoca y va a generar diferencias dentro del colectivo. Es necesario tener un dato cierto y eso se logrará con las obligaciones formales que se van a dar de aquí a los próximos cinco años con la Agencia Tributaria”. Ferrero se refirió tanto a la obligatoriedad de la factura electrónica, como los nuevos datos de facturación que pueda aportar la Agencia Tributaria.

Una implantación gradual de la cotización por ingresos reales

Las organizaciones de autónomos y el Ministerio de Seguridad Social negocian desde hace semanas la creación de un sistema de cotización que permita a los trabajadores por cuenta propia adaptar el pago de sus cotizaciones a sus ingresos. La última propuesta del Ministerio consta de un sistema de cotización segmentado en 11 tramos, que la Seguridad Social quiere que entre en vigor en 2031 -con nueve años de régimen transitorio- y que establecería unas cuotas que van desde los 214,euros a los 991,44 euros al mes.

No obstante, desde ATA se mostraron muy críticos con esta última propuesta: “no aceptamos la nueva propuesta que nos ha hecho el Gobierno porque no es progresiva y se vuelve a cometer el mismo error de confundir rendimiento neto, con ingresos reales. Es una propuesta inasumible para el colectivo. Además, dejaría fuera a 1,5 millones de profesionales por cuenta propia” manifestó el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Razón por la que en el último encuentro mantenido este martes, “ATA ha fijado su posición” avanzó Ferrero. Es decir, la Federación estaría dispuesta a aceptar la cotización por ingresos reales siempre y cumplir de esta forma con el acuerdo alcanzado el pasado julio con Moncloa, siempre y cuando se “fasee y se aporte una gradualidad a la reforma del sistema de cotización”.

La propuesta de cotización presentada por ATA al Gobierno

En este sentido, la Federación de Autónomos (ATA) planteó al Gobierno la siguiente propuesta de reforma del sistema de cotización de los autónomos. En primer lugar, se establecería un sistema de tramos para aquellos profesionales que tengan ingresos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Según contó Ferrero, se crearían tres tramos por debajo del SMI, cuya cuota estaría bonificada en función del tramo en el que se encuentre en un 75%, 50% o 25%. Además se regularizaría su cotización al final de un ejercicio fiscal. 

En segundo lugar, para los profesionales por cuenta propia que estén por encima del SMI: “estamos planteando que se produzca una aproximación para que se recupere el SMI como indicador de referencia para establecer la base mínima de cotización de los autónomos. Del tal forma, que se produzcan un acercamiento gradual a ese Salario Mínimo Interprofesional en los próximos cinco años”.

Según cálculos de Ferrero, esta medida supondría un incremento anual de la cotización de aproximadamente el 5%. Cabe señalar que la última propuesta de Escrivá eleva la cuota al rededor de un 43% a los trabajadores por cuenta propia que menos ingresos tienen.

Con la propuesta de ATA, la base mínima de cotización de los autónomos pasará de los 960 euros actuales a los 1.250 euros en los próximos cinco años . "Un incremento que dividido en los próximos cinco años supone un incremento de apenas el 3% anualmente de las bases de cotización. Si bien, tenemos en cuenta en nuestras previsiones la intención del Gobierno de seguir subiendo el SMI, en cuyo caso el porcentaje subiría alrededor del 5% […] Prevemos que en los próximos cinco años la base de cotización de los autónomos suba entre un 25% y 30%. Si bien ésta se hará de forma gradual y progresiva” comentó Ferrero. Esta subida gradual en varios años nada tiene que ver con el incremento planteado por Escrivá en sus primeras propuestas que rondaban el 40% en algunos casos.

En este sentido, comentó que la base mínima de cotización de los autónomos societarios se elevaría en las mismas proporciones que la de los autónomos persona física.

Por último, también propone que se haga un destope de la cotización para los trabajadores por cuenta propia de 47 años y que tienen en estos momentos limitadas sus aportaciones a la Seguridad Social. Y también que las cuotas de los autónomos que monten una sociedad -autónomos societarios – sean deducibles en el Impuesto de Sociedades.

A la espera de una respuesta del ministerio a la propuesta de ATA

La vicepresidenta de la Federación, Celia Ferrero, expresó la posición de firme de ATA en cuanto a su negativa a la última propuesta de cotizar por ingresos reales y a su propuesta de establecer fases en la reforma del RETA hasta contar con toda la información sobre los rendimientos netos de los autónomos. “No nos vamos a mover de ahí. Entendemos que cualquier otro sistema de tramos que se aplique actualmente puede traducirse en un sistema menos justo y equitativo”.

Ferrero comentó que están a la espera de que Ejecutivo les de una respuesta sobre su propuesta: “no nos han dicho ni que sí, ni que no. Pero nosotros ya hemos fijado nuestra posición”. 

El Gobierno podría usar las facturas electrónicas para que los autónomos coticen por sus ingresos
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad