martes. 20.10.2020

FRENA EL ACUERDO CON LOS AGENTES SOCIALES

El Gobierno quiere limitar el cese de actividad y el ERTE a unos pocos negocios

El Gobierno quiere limitar el cese de actividad y el ERTE a unos pocos negocios

Las negociaciones para extender la prestación por cese de actividad de los autónomos y los ERTE han encontrado escollos. El Gobierno quiere limitar su aplicación.

El Gobierno quiere limitar el cese de actividad y el ERTE a unos pocos negocios

Mientras que el Gobierno y los agentes sociales negocian las condiciones de la extensión tanto del cese de actividad para los autónomos, como la de los ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), el reloj sigue corriendo. Quedan días para que ambas medidas se agoten y sus beneficiarios, mayoritariamente pequeños negocios, esperan una decisión in extremis que puede o bien salvarles, o bien condenarles al cierre.

El principal escollo de las negociaciones reside en la intención del Gobierno de limitar su aplicación, tanto la de la prestación por cese de actividad, como la de los ERTE, a unos cuantos negocios.

Así, lo denunció este jueves el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, durante la presentación del VI Barómetro de ATA. Amor explicó que la propuesta que había puesto encima de la mesa el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones sólo cubriría en torno al 10% de los trabajadores por cuenta propia, mientras que la de ATA protegería a más del doble.

"El Gobierno quiere proteger a 300.000 autónomos y las medidas que estamos pidiendo nosotros cubren a 650.000 autónomos, que en estos momentos necesitan la ayuda" aseguró el presidente de la Federación. La necesidad de los autónomos por la extensión del cese es tal, que el 76% de los trabajadores por cuenta propia encuestados pide su prolongación, como refleja el VI Barómetro de ATA.

Asimismo, el presidente de la Federación detalló que las "diferencias" que habían surgido en la negociación con el Gobierno tenían que ver con la extensión de la protección a algunos colectivos, a los emprendedores, y también a los autónomos en situación de pluriactividad.

"No vamos a consentir que ningún autónomo que lleve menos de un año con su actividad se quede en el camino, porque no tiene la cotización necesaria para acceder a la prestación", señaló Amor. El presidente de ATA hizo referencia aquí a todos aquellos trabajadores por cuenta propia que se dieron de alta como mínimo en 2017 y que llevan dos años disfrutando de la Tarifa Plana. Una ayuda estatal que permite a los nuevos autónomos acceder a una bonificación de 60 euros en el pago de la cuota a la Seguridad Social durante el primer año, y a una bonificación a plazos durante el segundo año, que se va incrementando hasta llegar a la cuota elegida por el autónomo.

En cuanto, a los que se encuentran en pluriactividad. Amor detalló que son “195.000 las personas que están a la vez en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y en el Régimen General. Muchos de ellos fueron incorporados a un ERTE, una ayuda que nunca han cobrado, no porque no se la hayan pagado, sino porque no pueden cobrar el desempleo por ser autónomos. Han renunciado a 1.100 euros para cobrar los 661 euros por cese de actividad. Sin embargo, el 1 de julio, cuando se puso en marcha el actual cese de actividad se les denegó la prestación por el simple hecho de estar en pluriactividad. No es nada justo".

Por eso, el presidente de ATA terminó diciendo que las organizaciones representativas del colectivo no serán "cómplices de mandar a autónomos al precipicio. No queremos dejar a nadie atrás y lucharemos por que se incluya a todos los sectores y colectivos de trabajadores por cuenta propia en las medidas".

  • Los autónomos claman unidos por la extensión del cese

A lo largo del mes de septiembre han sido varios los sectores de actividad, dónde el colectivo de autónomo tiene gran presencia, los que han clamado por la extensión del cese. Así nos encontramos con que hosteleros, taxistas, agentes comerciales, comerciantes, y muchos otros, unen sus voces para solicitar al Gobierno una prórroga de la prestación por cese de actividad.

El peligro de extender los ERTEs por sectores

Si el 76% de los trabajadores por cuenta propia pide la prolongación del cese de actividad, el 60% de ellos ve fundamental también la ampliación de los ERTEs, según los datos del último Barómetro de ATA. Ya que una parte importante de los gastos fijos que tienen los autónomos empleadores son los salarios y cotizaciones sociales de sus empleados. Tanto es así que casi la mitad de los trabajadores por cuenta propia que tienen empleados afirmaron que tuvieron que realizar un ERTE para poder seguir con su actividad.

En este sentido, el presidente de ATA no entiende por qué en otros países sí se ha extendido para todos los negocios por igual y durante todo el año que viene y aquí el Gobierno está poniendo tanta resistencia. "Los autónomos españoles no son más torpes que los alemanes y si en Alemania han prorrogado los ERTEs hasta el 2021, no entiendo porque en España el Gobierno no es capaz de llegar a un acuerdo", apuntó el presidente de ATA. A lo que añadió que “es incomprensible que en este país se esté contemplando esta tacañería, que dejaría atrás a muchos negocios”.

El problema que se han encontrado los agentes sociales al negociar la extensión de los ERTES es que el Ejecutivo quiere alargarlos pero sólo para unos cuantos sectores. Con ésto buscan seguir seguir proporcionando apoyo a lo que ellos denominan como empresas ‘zombis’. Es decir, actividades que ya no son viables, pero que continúan en el mercado gracias a las ayudas estatales. Sin embargo, los agentes sociales se niegan a calificar a los negocios que se han visto obligados a cerrar o que no han podido abrir por culpa de la pandemia como negocios "zombis" puesto que antes del estado de alarma eran perfectamente rentables y muchos de ellos llevaban muchos años funcionando bien.

En este sentido, Amor aseguró que hay "negocios de pirotecnia, fábricas de vestidos de comunión y bodas, cecerías (los negocios encargados de fabricar los ceceros/velas que se utilizan en Semana Santa) y multitud de actividades que tuvieron que cerrar, pero no por ello dejan de ser rentables”. A su modo de ver, son actividades que simplemente siguen necesitando ayuda.

Amor también añadió que “no vamos a avalar ningún tipo de acuerdo, ya sea en el tema de los ERTEs o en la prestación por cese de actividad, que deje tirado a los autónomos o a los trabajadores”.

El martes 30 de septiembre, una fecha clave

Precisamente, la limitación de las medidas por sectores hizo que este jueves a última hora de la tarde, los agentes sociales se levantasen de la mesa de negociación con el Gobierno, aún habiendo hecho importantes avances. Según detallan en un comunicado UGT -uno de los sindicatos presentes en la reunión-, ya están acordados casi todos los detalles técnicos sobre cómo se va a aplicar los ERTEs a los negocios, pero falta “que se aclaren algunos aspectos relacionados con las exoneraciones, el subsidio por desempleo y ampliar la cobertura de los ERTE a más sectores y actividades. Y en este sentido, espera que de aquí al martes se aproximen todas las posiciones”.

El lunes o el martes podrían llegar a un acuerdo que es crucial para los cientos de miles de negocios que dependen de estas medidas, siempre que se despejen estos escollos. Fuentes sindicales revelaron a este medio que “están a las espera de que se nos convoque otra reunión” y que estarán trabajando “de manera telefónica a lo largo de todo el fin de semana”, para poder llegar a tiempo.

De esta forma, el acuerdo de extensión podría llevarse a aprobación del Consejo de Ministros ordinario el próximo martes 30 de septiembre. Haciendo que la prolongación de las medidas se aprobase justo el mismo día que se acaba la medida. Una situación que los autónomos pedían que no se produjera porque generaba mucha incertidumbre.

El Gobierno quiere limitar el cese de actividad y el ERTE a unos pocos negocios