miércoles. 28.10.2020

MUCHAS ACTIVIDADES SEGUIRÁN BAJO MÍNIMOS

¿Qué ocurrirá con los autónomos cuando acabe el cese de actividad en septiembre?

¿Qué ocurrirá con los autónomos cuando acabe el cese de actividad en septiembre?

La prestación por cese de actividad terminará el próximo 30 de septiembre. Pese a las peticiones de las organizaciones de autónomos para que se prorrogue, el Gobierno aún no ha aclarado si lo va a hacer. Sólo ha hablado de un subsidio para los asalariados. Sin embargo el otoño se presenta difícil para el colectivo que puede quedarse sin ayudas. 

¿Qué ocurrirá con los autónomos cuando acabe el cese de actividad en septiembre?

La nueva prestación por cese de actividad tiene fecha de caducidad. En principio será el próximo 30 de septiembre. A poco más de un mes para que finalice esta ayuda para autónomos con fuertes caídas en sus ingresos, el Gobierno sigue sin aclarar lo que ocurrirá en octubre con todos los trabajadores por cuenta propia para los que la prestación ha sido y todavía es la única salida para no echar el cierre.

De momento, no hay indicios de que vaya a haber una nueva ampliación del cese, y tampoco se han  propuesto nuevas ayudas que sustituyan esta prestación para los autónomos al frente de actividades que, previsiblemente, estarán todavía lejos de recuperarse en octubre. 

Todo esto se producirá, además, en un contexto especialmente complicado para los trabajadores por cuenta propia. Desde distintas organizaciones de autónomos llevan tiempo avisando al Ejecutivo de que los próximos meses podrían ser incluso peores de lo que ya son para el colectivo. “La economía aún no ha experimentado sus peores datos, éstos llegarán con el otoño e invierno. Necesitamos un escudo que proteja a los autónomos cuando el virus vuelva a coger fuerza”, explicó Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Es por ello que, expertos y asociaciones representativas del colectivo coinciden en la importancia de mantener en el tiempo, por lo menos hasta diciembre, la prestación por cese de actividad. “El cese debería seguir vigente para muchas actividades, especialmente aquellas relacionadas con el turismo y la hostelería. La mayoría de los autónomos se encuentran en situaciones realmente complicadas y, si no se toman medidas al respecto, habrá una avalancha de cierres de aquí a final de año”, aseguró Luis San José, abogado laboralista.

Asimismo, el experto señaló que “si se amplían los ERTEs hasta final de año, entiendo que en ese mismo Decreto Ley se tendría que ampliar también la prestación por cese de actividad”. Además, San José hizo hincapié en la necesidad de "flexibilizar el acceso a la prestación para que todos los autónomos, sean cuales sean las características de su actividad, puedan acceder de forma efectiva si lo necesitan, ya que con la nueva prestación los requisitos de acceso se volvieron más restrictivos".

¿Caben otras alternativas?

Una cosa está clara, y es que los trabajadores por cuenta propia de la mayoría de los sectores no se habrán recuperado cuando la prestación llegue a su fin. Ante esto, los expertos apuntan que es imprescindible que el Gobierno ponga en marcha otras medidas de ayuda al colectivo, especialmente destinadas a los más castigados por la pandemia.

Como ya destacó el presidente de ATA, Lorenzo Amor, en numerosas ocasiones, “reapertura no es lo mismo que recuperación”, aludiendo a las actividades que, a pesar de haber vuelto a abrir sus puertas, su facturación e ingresos continúan bajo mínimos.

Por su parte, el abogado laboralista, Luis San José, apuntó que “en caso de que no ampliasen la prestación por cese, deberían ampliarse las exoneraciones porcentuales en función de la facturación. Rebajar la cuota de autónomos es algo fundamental para el colectivo, los trabajadores tienen la obligación de ingresar su cuota, lo que se hace prácticamente imposible para aquellos que continúan sin ingresos, o ingresando mucho menos que antes”, explicó.

Es por ello que, el abogado consideró que el Ejecutivo debería atender a los ingresos de cada autónomo y en función de éstos, aplicar una rebaja en su cuota mensual. San José señaló que los autónomos “van a seguir necesitando financiación para fomentar la liquidez de sus negocios, y apoyo para recuperar su actividad. Es necesario buscar una fórmula para acompañar al colectivo durante el tiempo suficiente para su recuperación”, concluyó el experto.

Subsidio para los asalariados, ¿y para los autónomos?

Mientras que el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social anunció que pondrá en marcha un subsidio destinado a aquellos trabajadores asalariados que han acabado su prestación por desempleo, los trabajadores autónomos no saben si podrán seguir contando con alguna ayuda cuando finalice el mes de septiembre.

De esta forma, los parados que hubiesen agotado su prestación o el subsidio por desempleo entre el 14 de marzo -cuando se impuso el Estado de Alarma- y el 30 de septiembre, -cuando se prevé que finalicen los Ertes por fuerza mayor-, tendrán derecho a cobrar un subsidio por desempleo durante 3 meses, con una cuantía que rondará los 430 euros.

Por su parte, los trabajadores por cuenta propia siguen a expensas de lo que pasará a partir del día 30 del próximo mes, que será cuando, según los expertos, comience la verdadera debacle de la economía. Los autónomos se sienten "totalmente desprotegidos" de cara a la temporada de invierno, cuando se espera que el virus coja fuerza de nuevo. Es por ello que, tras los avisos de nuevos rebrotes, el presidente de ATA solicitó preservar la seguridad del colectivo de autónomos mediante un escudo de liquidez.

“Los trabajadores por cuenta propia están muy preocupados por la supervivencia de sus negocios. Volver a parar la economía supondría para la mayoría de ellos la ruina. Necesitamos proteger sus actividades", explicó Lorenzo Amor. "Hay que sostener durante el mayor tiempo posible al tejido productivo del país. Mientras haya rebrotes tiene que seguir habiendo ayudas para el colectivo”, añadió.

"Cuando hablamos de las ayudas, nos referimos a mejorar y ampliar las que ya existen. Es evidente que la prestación tendrá que extenderse más allá del 30 de septiembre. Muchos autónomos no podrán aguantar los meses siguientes al fin de la prestación sin nada a lo que agarrarse", concluyó la vicepresidenta ATA, Celia Ferrero.

¿Qué ocurrirá con los autónomos cuando acabe el cese de actividad en septiembre?