miércoles. 11.12.2019

LA ENTIDAD CONTINUARÁ APOYANDO A LOS EMPRENDEDORES TECNOLÓGICOS

El presidente de Bankia descarta que la digitalización destruya empleo neto

El presidente de Bankia descarta que la digitalización destruya empleo neto

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, está convencido de que la irrupción de las nuevas tecnologías en el sector bancario permitirá crear nuevos empleos de mayor calidad. Además, puso el acento en el “reto” de la formación como herramienta para solucionar la actual brecha entre la oferta y la demanda de puestos cualificados. La tesis fue avalada por la presidenta de Microsoft. 

El presidente de Bankia descarta que la digitalización destruya empleo neto

“No hay que fijarse sólo en un lado de la ecuación”. Con esta frase José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, aseguró que la irrupción de las nuevas tecnologías no destruirá empleo neto.

Durante su participación en los Diálogos de Servimedia sobre la banca del futuro, Goirigolzarri desterró el catastrofismo de algunas tesis que apuntan a que la robotización y la digitalización destruirá entre el 50% y el 60% de los puestos de trabajo. “Se destruyen pero también se crean”, insistió. Una transformación del mercado laboral en el que el principal reto se encuentra en la educación. “Hay que hacer un re-análisis de la formación a todos los niveles. Y plantear un sistema que permita a las personas continuar formándose a lo largo de toda su vida laboral”.

En opinión del presidente de Bankia, ésta sería una de las fórmulas que permitiría solucionar la asimetría que existe entre la oferta y la demanda en puestos cualificados. De aquí a 2030 se necesitarán entre a 2,5 y 2,6 millones de profesionales cualificados, según se detalla un reciente informe de la consultora Manpower. Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), el año pasado se quedaron más de 91.100 puestos de trabajo sin cubrir, de los cuales en torno al 11% se correspondieron con empleos digitales.

La tesis de Goirigolzarri contó con el aval de Pilar López, presidenta de Microsoft España, que afirmó que “la visión no es para nada negativa”. Desde su perspectiva la irrupción de las nuevas tecnologías en el mercado laboral es una oportunidad para “destapar todo el potencial de las empresas”. Además, destacó que se están creando nuevos empleos dentro del ámbito de la Formación Profesional. “No sólo el sector tecnológico y las grandes empresas está demandando profesionales. Sectores distintos y pequeñas empresas están contratando a más personas cualificadas para afrontar su digitalización”.

De hecho, si nos fijamos en los datos de afiliación hechos públicos este martes por la Seguridad Social, frente al crecimiento del 3,90% y 2,70% interanual de las actividades de información y comunicaciones y de las profesionales científicas y técnicas en el Régimen de Autónomos, sectores como las manufacturas y el comercio caen un 6,38% y un 1,5% respectivamente. Otros como la hostelería apenas avanza un 0,14%.

Similar circunstancia se reproduce en el caso del Régimen General, donde el sector de la información y las comunicaciones ha avanzado un 7,07% y el de los profesionales científicos y técnicos un 4,18%. Ambos porcentajes muy superiores al comercio (1,73%) y manufacturas (2,26%).  

Alianza con startups y ofibuses en el ámbito rural

En el plano bancario, Gorigolzarri -que lleva más de siete años al frente de la entidad- apuntó varias de las líneas de la estrategia de la entidad de cara a lo que será la banca del futuro. La primera es que continuará reforzando la alianza con las startups, con las que afirmó “no tiene sentido competir porque no tienen un tamaño crítico ni relación con los clientes”. Concordatos que también se producirán con los grandes grupos tecnológicos en el ámbito de los medios de pago que “pese a que nos comerá parte de las comisiones, son relevantes por el valor de los datos que aportan sobre los clientes”.

De hecho, serán éstos últimos quienes definan cómo será el sector en los próximos años que, en su criterio, se retroalimentará de los cambios de hábitos de los clientes por la digitalización, se sostendrá sobre un modelo económico más sostenible y obligará a una transformación cultural y organizativa de las entidades. Todo sin cambiar principios “básicos” como los que rigen el gobierno corporativo de las entidades que “tendrá que estar por encima de los resultados”.

Asimismo, insistió en la convivencia necesaria entre la banca por internet y las oficinas físicas que “son una oportunidad para unir ambos canales”. Lo cierto es que, a día de hoy, aunque la mitad de los clientes de Bankia son digitales casi un tercio sólo utilizan las oficinas y los cajeros.

Otra de las patas que impulsará la entidad será la de dar cobertura a los 4.100 municipios que no tienen entidad bancaria lo que, en términos de población, afecta a 2,5 millones de personas. “Nuestra política pasa por no abandonar a los pueblos”. Para ello Bankia aumentará su red de Ofibuses (sucursales móviles). Actualmente la entidad cuenta con 12 de estas oficinas móviles en ocho provincias dando servicio a 405 poblaciones de toda España en los que se realizan más de 200.000 operaciones al año. Por otra parte, se llevará a cabo una campaña de educación en el ámbito digital en estas localidades.

Con respecto a la privatización apunto que “hay que ser oportunista y ahora no es el momento adecuado” por el bajo precio que se está poniendo a la banca.

Estabilidad política, tasa Google y tipos de interés

José Ignacio Goirgolzarri también se pronunció sobre la incertidumbre política que se vive en España, la cual podría dar al traste con la “sorprendente pujanza de la economía”. Así, afirmó que para mantener la situación actual es “fundamental la estabilidad”.

Algo con lo que coincidió la presidenta de Microsoft que destacó que “España necesita un gobierno ya que tenga la innovación y la digitalización entre sus prioridades”. López quiso referirse a los riesgos de la tasa Googleaprobada en enero por el Ejecutivo de Pedro Sánchez y con la que se recaudarán 1.200 millones de euros. “Está en juego la ventaja competitiva de España. La fiscalidad de las actividades tecnológicas debe hacerse de manera coordinada entre todos los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico)”.

En relación a las políticas de ‘tipos negativos’ del Banco Central Europeo (BCE) Gorigolzarri dejó clara su postura, “la decisión del BCE es compleja para la rentabilidad de la banca. Espero que no se alargue más allá de los seis meses”. Asimismo, descartó que ante esta situación las entidades empiecen a cobrar a los particulares por sus depósitos.

El presidente de Bankia descarta que la digitalización destruya empleo neto