jueves. 29.07.2021

PLAZOS Y FECHAS CLAVE DE LAS PRINCIPALES MEDIDAS

Éstas son las ayudas para autónomos que dejarán de estar en vigor próximamente

diaz-escriva-autonomos-coronavirus-empleo

Si el Gobierno no negocia una nueva prórroga con los agentes sociales, estas serían las ayudas que a lo largo de mayo dejarán de estar en vigor.

Éstas son las ayudas para autónomos que dejarán de estar en vigor próximamente

El Gobierno aprobó recientemente un paquete de 7.000 millones de euros en ayudas directas para autónomos, que se encargarán de repartir próximamente las comunidades autónomas. Estas subvenciones vienen a complementar el llamado 'escudo económico' que se ha ido prorrogando desde el pasado marzo de 2020, pero cuyas medidas para autónomos dejarán pronto de estar en vigor, si el Ejecutivo no las vuelve a extender. Es cierto que ha dicho que quiere reunirse "ya" con los agentes sociales aunque aún no hay convocatoria para esta negociación y se va acercando el límite de fechas.  

Tras más de un centenar de consejos de ministros y reales decretos, los autónomos vuelven a enfrentarse al verano con la incertidumbre de no saber a ciencia cierta si las ayudas y prestaciones que ponga en marcha el Ejecutivo para los siguientes meses -en el caso de que se prorroguen de nuevo- les cubrirán y en qué medida lo harán.

Lo único seguro de momento es que en mayo expirarán las tres principales ayudas con las que cuentan los trabajadores por cuenta propia a día de hoy: el cese de actividad, los ERTE y la ampliación de los plazos de carencia de los préstamos ICO. Ahora mismo, la prestación y los expedientes todavía cubren a millones de autónomos, empresas y trabajadores que se benefician de un pago mensual y una exención de la cuota, en el caso del cese, y de una exoneración del pago de las cotizaciones por los empleados, en el caso del ERTE.

Por su lado, la ampliación del plazo de carencia de los ICO permite a los trabajadores por cuenta propia contar con más liquidez, ya que logran más tiempo en el que sólo deberán pagar intereses por sus préstamos avalados y se amplia el plazo de amortización.. De momento, y a expensas de próximas negociaciones entre el Gobierno y los agentes sociales, las tres medidas económicas dejarán de estar en vigor a lo largo del mes de mayo.

Cese de actividad y ERTE hasta el 31 de mayo

La prestación extraordinaria de los autónomos y los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), se han ido prorrogando de forma paralela desde hace más de un año. Las extensiones que hasta ahora ha ido poniendo en marcha el Gobierno han sido de entre tres y cuatro meses. La última prórroga, aprobada el pasado mes de enero, alargó hasta el próximo 31 de mayo ambas medidas económicas.

Esto significa que, de momento, los autónomos y empresarios sólo tienen asegurados los beneficios del cese de actividad y los expedientes hasta esta fecha. No obstante, según anunció recientemente el Gobierno, el Ejecutivo se va a sentar "ya" con los agentes sociales para negociar "el marco" de extensión de estas dos ayudas. 

A expensas de lo que suceda en estas negociaciones con las organizaciones empresariales, el problema vuelve a ser el mismo que en anteriores prórrogas: a pesar de que el Gobierno ha dejado clara su intención de extender ambas medidas, al menos durante el verano, los negocios siguen sin tener claro en qué condiciones se alargarán estas medidas, y si dichas prórrogas les incluirán a ellos, o no. También es posible que cambien sus condiciones.

Los autónomos siguen necesitando el cese de actividad

En un principio, la idea del Ejecutivo era mantener estas ayudas en el primer semestre del año, hasta principios de verano cuando se tuviera una inmunidad de la mitad del rebaño. Sin embargo, para los expertos y para el propio Gobierno, el horizonte de tener a la mitad de la población inmunizada y empezar con la reactivación económica, podría estar más lejos de lo esperado.

 La continuidad de estas medidas depende, fundamentalmente, de la situación epidemiológica en la que se encuentre nuestro país. Y si bien todavía es pronto para hablar de cómo serán las condiciones, "dado que estamos en una situación muy cambiante", estas ayudas "se extenderán el tiempo que sea necesario", confirmaron fuentes de la Seguridad Social a este diario.

En el mismo sentido, la ministra de Turismo, Reyes Maroto, confirmó recientemente que muy pronto arrancará el diálogo con los agentes sociales con el fin de "definir el marco de la prórroga" del cese y los ERTE y estudiar posibles fórmulas para extender ambas medidas. Aunque todavía no hay nada claro sobre los detalles de la prestación, los autónomos no tienen duda de que van a seguir necesitando de estas ayudas para subsistir de cara a un verano que se plantea incierto, sin que estén todavía claras las restricciones que se impondrán a los negocios, ni cómo será la llegada de turistas nacionales e internacionales a nuestro país. 

De hecho, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) instó al Gobierno recientemente no sólo a que vuelva a extender el 'escudo de protección' -en el que se enmarcan ERTE y prestación-, sino que además alargue estas medidas, como mínimo, hasta diciembre, para dar certidumbre al tejido productivo. Además, en su último barómetro, la federación advirtió que 193.000 autónomos abandonarán su actividad si se elimina esta ayuda

ERTE similares a los que existen ahora

En lo que sí que parece que hay ideas planteadas es en el modelo de los ERTE de cara a los meses de verano. La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, afirmó recientemente que la voluntad de su departamento es extender los expedientes  con "una fórmula similar a la actual”, una vez finalice el plazo pactado hasta el 31 de mayo. Esto sería, por ejemplo, con exoneraciones decrecientes para los negocios en las cotizaciones por sus empleados del 100%; del 90%; del 85%; y del 80%.

Por su lado, el esquema que plantearía el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá sería mantener la misma fórmula que se puso en marcha el verano pasado: con más exoneraciones a los que recuperen a empleados que a los que mantengan a sus trabajadores en ERTE. Así, a partir de mayo, "si el escenario central es que el pensamos, pondremos más énfasis en los incentivos a la activación, para que se recuperen trabajadores, como hicimos en el mes de junio".

Hasta el 15 de mayo para ampliar los plazos de carencia de los préstamos ICO 

En mayo no sólo terminará el plazo pactado para la extensión de los ERTE y el cese de actividad, sino también el tiempo para solicitar una ampliación de los plazos de carencia de los créditos ICO, con el fin de retrasar el momento en el que se empieza a devolver la deuda.

Mediante el Real Decreto-ley 34/2020, el Gobierno amplió hasta el 30 de junio el plazo para la concesión de los créditos ICO, no obstante, para aquellos autónomos que ya lo hayan pedido tienen sólo hasta el 15 de mayo para solicitar la ampliación de los periodos de carencia y de los plazos de amortización que, en un principio, estaban fijados en 12 meses y cinco años respectivamente y ahora son de 24 meses y 8 años. Es decir, los trabajadores por cuenta propia tienen apenas dos meses parar lograr más tiempo en el que sólo deberán pagar intereses por sus préstamos ICO y para ampliar el periodo de devolución.

Estas condiciones aparecen recogidas en la normativa donde dice: "la solicitud de las medidas de ampliación tanto del periodo de carencia como amortización de los préstamos ICO por parte del deudor a la entidad no podrá ser más tarde del 15 de mayo de 2021".

El Ejecutivo estableció que los periodos de carencia en el que los beneficiarios de los préstamos sólo pagarán intereses de la deuda se extenderían hasta un máximo de 24 meses. Y los plazos de amortización de estos préstamos solicitados a través de cualquiera de las líneas ICO se ampliarían de los actuales cinco años a ocho. Es decir, tres años más. Esto quiere decir que los autónomos, por un lado, podrán estar más tiempo sin tener que devolver el capital del crédito solicitado. Y también que paguen una cuota mensual más reducida al alargarse los plazos de amortización. 

Posibilidad de ampliar los plazos de vencimiento con la entidad financiera

En todo caso, hay que tener en cuenta que el Real Decreto-Ley 5/2021,  aprobado por el Gobierno y que regula las famosas ayudas directas también reserva un fondo de 3.000 millones de euros dirigido exclusivamente "para que el ICO -Instituto de Crédito Oficial- pueda acompañar los procesos de reestructuración de deuda financiera con aval público", según avanzó la vicepresidenta y ministra de asuntos económicos, Nadia Calviño, tras la aprobación de la norma.

Este segundo eje de actuación incluye un conjunto de medidas de apoyo y flexibilización de los préstamos que cuenten con aval público, permitiendo así que el ICO se incorpore a los procesos de refinanciación y reestructuración que pacten los bancos y sus clientes, protegiendo también la estabilidad financiera.

Al parecer, la idea del Gobierno es que, sobre la base del análisis del cliente que haga la entidad financiera, se puedan acordar medidas para, en primer lugar, extender por un periodo adicional el plazo de vencimiento de los préstamos con aval público; en segundo lugar, convertir los préstamos con aval público en préstamos participativos, medida que reforzará los recursos propios de las empresas beneficiarias al tener estos préstamos un tratamiento equivalente al capital a efectos mercantiles. 

 Por último, se podría "permitir la concesión de ayudas directas para reducir la financiación con aval público solicitada durante la pandemia", según comunicaron desde el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.  

Otras medidas que ya han expirado 

Así mismo, entre estos últimos meses de marzo y abril ya expiraron dos medidas económicas clave para miles de autónomos: la moratoria de las cuotas a la Seguridad Social y los aplazamientos de impuestos del primer trimestre fiscal.

Hasta el pasado 20 de abril los autónomos interesados pudieron aplazar los pagos de las retenciones e ingresos a cuenta de los modelos de retenciones trimestrales a trabajadores o empresarios (111); de arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles (115). También los Pagos fraccionados del IRPF (modelo 130 y 131), los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades (modelo 202) y la declaración trimestral de IVA (modelo 303). 

Aquellos que se acogieron al aplazamiento pudieron posponer hasta agosto sus obligaciones tributarias sin tener que hacer frente a ningún recargo por ello. Eso sí, como el aplazamiento es, por defecto, de seis meses y no de cuatro, serán ellos mismos los que tengan que pagar antes de agosto su deuda para que no se les añadan intereses.

En cuanto a la moratoria de cuotas a la Seguridad Social, los trabajadores por cuenta propia pudieron aplazar entre enero y marzo de 2021 el pago de sus cotizaciones a la Tesorería. Por este aplazamiento tendrán que pagar un interés extraordinaria del 0,5% y se determinará un plazo de amortización de cuatro meses por cada mensualidad aplazado. El primer pago se produce desde el mes siguiente a la concesión de la moratoria para cada uno de los meses.

Éstas son las ayudas para autónomos que dejarán de estar en vigor próximamente