lunes. 23.09.2019

UN 11% EN 2017

Vuelven a crecer el número de pequeños exportadores, muchos autónomos

Vuelven a crecer el número de pequeños exportadores, muchos autónomos

Enero cerró con un aumento del 27% en el número de pequeños exportadores, aquellos que vender por valor inferior a los 50.000 euros. También se incrementó la base de quienes venden a los mercados exteriores durante un periodo de cuatro años seguidos o más, y por importes inferiores a 5.000 euros. Las plataformas digitales se han convertido en lanzadera de la internacionalización de los autónomos.

Vuelven a crecer el número de pequeños exportadores, muchos autónomos

Emprender y e internacionalizarse es cada vez más habitual. La necesidad de vender fuera en los momentos de la pasada crisis económica sumado a la irrupción de las nuevas tecnologías han impulsado las exportaciones de los autónomos y las pequeñas y medianas empresas que han visto en los mercados exteriores un oasis para la sostenibilidad de sus negocios. Durante el primer mes de año el número de exportadores por importes inferiores a 50.000 euros creció un 27,3% interanual. Lo que en términos absolutos se traduce en que en enero de este año ya había 37.649 empresas subidas al ferry de la exportación, suponiendo un peso en el sector exterior del 76,2% (cuatro puntos por encima del cierre de 2017).

Otra de las buenas noticias que se extraen del Informe Mensual de Comercio Exterior elaborado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, es la mejora de la competitividad de los autónomos y pymes que se internacionalizan y que, además, llegan a los mercados exteriores para quedarse. El número de exportadores regulares -aquellos que lo hacen durante cuatro años o más- creció un 2,8% interanual en su conjunto. Dentro de este grupo también repuntan un 2% y un 2,9% los que vendieron en los mercados exteriores por volúmenes de menos de 5.000 y 50.000 euros respectivamente.

Los datos dan continuidad a la tendencia del pasado año, cuando el número de pequeños exportadores creció un 11,4% -con un peso en el sector del 74,2%- y el de regulares un 1,5%. Así las cosas, y pese a los temores de que se quedase en una mera respuesta anticíclica -tal y como ya ocurrió durante las crisis de los 80 y 90-, las cifras demuestran que la internacionalización empieza a ser un elemento estructural de la economía española.

Plataformas digitales

En una reciente entrevista concedida a Autónomos y Emprendedores, Antonio Hernández, socio del departamento internacional de KPMG, afirmaba que “son cada vez más las empresas que, gracias a la tecnología nacen con una estrategia global, lo que les permite diversificar riesgos y reduciendo el coste tanto material como de mentalidad que supone abrirse al exterior para una empresa con enfoque tradicionalmente doméstico”.

No obstante y aunque cada vez es mayor, “en términos generales las empresas españolas venden aún poco a través del canal on-line”, ha afirmado Victoria Vera, responsable de eMarket Services de ICEX -programa de ayuda a la internacionalización a través de mercados electrónicos-, en declaraciones a este medio. Según el INE sólo el 20% de las empresas españolas venden en la red, y de este porcentaje sólo el 37% exportan.

A este respecto, las plataformas digitales de comercio electrónico tales como Amazon, eBay o Alibabá se han convertido en escaparates globales de autónomos y pequeñas empresas, ejerciendo además de lanzaderas para su internacionalización. “Seguro que son responsables en gran medida del crecimiento de las ventas españolas internacionales a través de este canal”, constata Cantero. “Para muchas pymes españolas, la opción de internacionalizarse plantea todavía bastante incertidumbre. Las nuevas tecnologías aportan soluciones que pueden sustituir o complementar las estrategias tradicionales. Estas plataformas permiten a compradores y vendedores de todo el mundo ponerse en contacto y hacer negocios a distancia gracias a los servicios y herramientas que ponen a disposición de sus usuarios y que facilitan las transacciones comerciales con menor coste de inversión y menor riesgo”.  

José Ángel López, director Comercial de eBay en España, explicó en un comunicado que “el comercio electrónico ofrece grandes oportunidades de crecimiento e internacionalización para los autónomos y los pequeños negocios”. López, puso como ejemplos los casos de Drim Juguetería, que en 12 meses han exportado sus juguetes y artículos de puericultura a 38 mercados, y de Elegance Casual, que desde que se sumó a la plataforma vende ropa en 46 mercados distintos, Alemania, Estados Unidos y Rusia entre ellos.  No son los únicos ejemplos, ya que tal y como se extrae del último estudio elaborado por la plataforma, el 95% de los pequeños negocios que participan en ella exportan y lo hacen a una media de 25 mercados exteriores.  

Estados Unidos, Canadá y China

El miedo a cruzar el charco es otro de las barreras que se han saltado debido a la irrupción de las nuevas tecnologías. Aunque Europa -con 16.834 millones de euros en ventas y un crecimiento del 6,5% en el mes de enero-, sigue siendo el mercado predilecto para los exportadores españoles, lo cierto es que la exportación de bienes españoles a Latinoamérica no dejan de escalar, el primer mes del año se incrementaron un 16,3%.

Canadá es otro de los mercados que se ha convertido en prioritario para las exportaciones españolas, más aún tras la firma del Acuerdo de Libre Comercio (CETA). Con un crecimiento superior al 11%, las ventas han superado en enero los 111 millones de euros.

La apertura comercial de China está siendo bien aprovechada para los exportadores españoles. Las ventas aumentaron un 3,3% en enero, alcanzándose los 531 millones de euros. Lo que sí parece estar frenando el interés exportador de los españoles a al región son las políticas proteccionistas de Donald Trump y su anuncio del que endurecerá los aranceles del aluminio y acero. De haber cerrado 2017 con un crecimiento del 10%, las ventas de bienes a Estados Unidos apenas avanzaron un 0,6%.

En el caso de las exportaciones vía plataformas digitales, la portavoz de ICEX no apunta a mercados concretos. “Depende mucho de cada caso. Nuestro consejo es que hagan una búsqueda exhaustiva previa de todas las opciones disponibles en los mercados de interés; tanto de mercados electrónicos multisectoriales y más masivos, como de mercados verticales, específicos de cada sector, en los que el público objetivo ya está segmentado”.  

Vuelven a crecer el número de pequeños exportadores, muchos autónomos