jueves. 18.07.2019

ANTES ERAN EL 83%

Ya son sólo un 65% los autónomos que cotizan por la base mínima

Ya son sólo un 65% los autónomos que cotizan por la base mínima

Poco a poco va calando entre el colectivo de los trabajadores autónomos la necesidad de cotizar por bases superiores a la mínima, si sus ingresos se lo permiten, con el fin de obtener mejores prestaciones presentes (incapacidad, viudedad, orfandad) o futuras (pensiones). En diez años el porcentaje de los autónomos que cotizan por bases mínimas ha pasado del 83,6% al 65,8%, sobe todo por efecto de los autónomos societarios. 

Ya son sólo un 65% los autónomos que cotizan por la base mínima

 Según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), dos de cada tres autónomos en España cotizan en la base mínima (932,7 euros al mes). Es decir, de los 3.278.418 autónomos afiliados al RETA en julio de este año, 2.157.951 cotizan por la base mínima, lo que representa el 65,8%.

Si se analiza la evolución de la última década, se puede observar que los autónomos que cotizaban por la base mínima en 2008 representaban el 83,6% del total. Esto quiere decir que ha habido un descenso de casi 20 puntos porcentuales. La mayoría de esos autónomos han ido cambiando su base mínima por una ligeramente superior. El 23,7% cotiza entre la base mínima y 1,5 veces la base mínima. Entre 1,5 y 2 veces la base mínima cotizan el 3,7%, entre 2 y 3 veces la base mínima el 5,5% y más de 3 veces la base mínima el 1,3%.

 Aunque estos datos del informe realizado por ATA muestra un crecimiento de las bases de cotización no esconde otra realidad: que el 86,5% de los autónomos persona física sigue sin superar las bases mínimas y son los autónomos societarios los que han mejorado el ratio total ya que sólo el 33,7% cotizan por esta base.

“Es  cierto  que  un  núcleo  importante  de los autónomos siguen en base mínima con lo que ello supone. Muchos porque no pueden cotizar más aunque quisieran y es por los que hemos hecho propuestas para que su cotización se ajuste a lo que realmente ganan. Pero otros, dentro de ese 65%, siguen en la base mínima porque no saben que subir la base de cotización es opcional y pueden cambiarla hasta cuatro veces al año para que su cotización sea más acorde a sus ingresos cada temporada”, aseguró Lorenzo Amor, presidente de ATA. “Pedagogía es lo que hace falta para que los autónomos elijan voluntariamente la base que mejor les protege para un futuro. En una década se han pasado de la base mínima a una algo superior un 20 por cierto de los autónomos, sobre todo desde que los societarios cotizan por una base superior. Y siempre que se pueda es la mejor opción. Consecuencia directa de este aumento de cotización es que en el mismo periodo la prestación media de los autónomos ha crecido un 23%. Sin embargo, y aunque es la pensión que más ha subido, sigue siendo un 38% más baja que la actual pensión media del régimen general por lo que queda mucho camino por recorrer”.

La base mínima actual para los autónomos persona física asciende a 932,7 euros al mes, lo que les supone 278,88 euros de cuota a la Seguridad Social. Los autónomos societarios tienen establecida la base mínima en 1.199 euros y les corresponde una cuota de 358,53€.

Ya son sólo un 65% los autónomos que cotizan por la base mínima