lunes. 17.01.2022

EL CONSUMO POR INTERNET SUBIÓ UN 11%

Cada español se gastó en 2021 una media de 2.336 euros en comercios electrónicos

Los españoles consumieron 11% más por Internet en 2021.
Los españoles consumieron 11% más por Internet en 2021.

Moda, ocio o productos de belleza son alguno de los productos que más se demandan por  Internet. Los comercios electrónicos siguen creciendo en ventas. En este último año el consumo medio aumentó un 11%, hasta los 2.336 euros por cliente. Contamos las tendencias que se imponen y explican este incremento.

Cada español se gastó en 2021 una media de 2.336 euros en comercios electrónicos

Cada vez son más los autónomos que adaptan su actividad al comercio a través de Internet o ecommerce. Moda, ocio, complementos, calzado y productos de belleza son algunos de los artículos más demandados entre los consumidores del comercio electrónico. Durante el 2021, los españoles gastaron de media en compras por Internet un total de 2.336 euros, un 11% más que en 2020. Tendencia que, según el informe del ‘Observatorio Cetelem Ecommerce 2021’, crecerá en intención de compra frente al comercio tradicional en los próximos 12 meses.

Entre sus conclusiones, Cetelem destacó que los comercios electrónicos españoles han mejorado sus procesos de compra. En este sentido, un 85% de los compradores ha notado sustanciales mejoras en los procesos de logística. Este aspecto es uno de los más demandados a los emprendedores del comercio electrónico,  donde los consumidores recalcan la importancia de entregar los paquetes en los plazos de entrega y el seguimiento del pedido.

 Otro de los datos que confirman la buena salud del comercio electrónico son las devoluciones. Sólo un 36% de los encuestados manifestó haber devuelto algún producto de un ecommerce español frente al 40% del 2020. Principalmente, la ropa y el calzado fueron los productos que más se devolvieron.

La moda, el ocio y el calzado triunfan en los comercios electrónicos españoles

Mientras que muchos comercios tradicionales, como la ropa o calzado, sufren las consecuencias de la crisis derivada del coronavirus, muchos emprendedores del sector apuestan por el comercio electrónico por los bajos costes fijos – gastos de alquiler y asalariados – y por no tener que almacenar y poder hacer las ventas bajo demanda. Un 72% de los consumidores españoles afirmó haber comprado calzado o ropa por Internet en el último año. Servicio al que le acompaña el ocio, tanto música, como eventos o películas (71%) y al que le seguiría los productos relacionados con la salud y belleza (60%).

Por el contrario, los sectores que menos confianza causan a los clientes y que los autónomos tienen que tener en cuenta si deciden trasladar su negocio al ecosistema digital son la automoción, las bicicletas, productos para bebés y los relacionados con el descanso, como la venta de colchones o camas, según el informe de Cetelem.

Crecen las compras en las redes sociales y por teléfono móvil

El social commerce es una forma de comercio digital que utiliza las redes sociales como un canal más de ventas, tanto de productos como de servicios. Según los expertos, las redes sociales ya están integradas en la vida de los consumidores. Por lo que los autónomos pueden emplear estas plataformas gratuitas para conectar con su cliente ideal, gracias a la interactividad y humanización del negocio. Facebook, Instagram o Whatsapp Bussiness son algunas de las plataformas con mayor potencial para que los trabajadores por cuenta propia puedan iniciarse en la venta a través de redes.

Durante el 2021 las compras a través de redes sociales aumentaron un 4% donde se dispara especialmente Instagram, que acapara un 44% de las ventas totales de estas plataformas. Sin embargo, la red social predilecta entre los consumidores para comprar sigue siendo Facebook. No obstante, la tendencia refleja que Instagram tarde o temprano destronará a Facebook, que paso de tener un 60% de la cuota de mercado en 2020 a un 49% en 2021.

Además, el Observatorio avisó que siete de cada diez compradores online realizó alguna compra a través de su teléfono móvil o Tablet. La moda, el ocio y el calzado y complementos han sido los más adquiridos a través del eCommerce móvil. Aspecto que no se debe descuidar a la hora de diseñar una web y en la que los autónomos deben poner especial atención.

15 tendencias y desafíos para los ecommerce de cara al 2022

Dadas estas cifras, parece que el potencial de los comercios electrónicos no tiene límite. Cualquier autónomo o emprendedor deberá tener en cuenta los retos que a continuación se detallan sobre el futuro de este mercado:

  • El volumen de compradores seguirá aumentando: Más del 27,2% de la población mundial compra por Internet. Lo que se traduce en 2.140 millones de clientes. Cifra que según el informe de Statista seguirá aumentando conforme pasen los años sin previsión de que decrezca su volumen en un futuro cercano.
  • Inteligencia artificial y aprendizaje automático: Una de las garantías del éxito de algunos comercios online está siendo la implantación de inteligencia artificial y aprendizaje automático. De este modo, los emprendedores ofrecen a los consumidores una experiencia de compra personalizada, haciendo recomendaciones inteligentes de productos y utilizando la búsqueda predictiva. No obstante, los expertos señalas que este tipo de herramientas inteligentes aún se encuentra en una fase muy temprana y que queda mucho por evolucionar.
  • Las compras vía móvil seguirán en aumento: Según los expertos, está será la tendencia más popular de cara al 2022. De acuerdo con Statista, el 57% de los pedidos online proceden de teléfonos inteligentes. Los ecommerce están haciendo todo lo posible para mejorar la experiencia de compra en sus tiendas a través de dispositivos móviles. Para ello, se recomienda a los autónomos mejorar el rendimiento de la página web, emplear notificaciones o alertas y aumentar los métodos de pago que tiene el comercio electrónico.
  • Social commerce: Cada vez más, los clientes potenciales confían en las redes sociales para realizar sus compras. Un gran porcentaje de los usuarios aseguró en el informe que les gustaría comprar un producto directamente en la propia red social. Facebook, Instagram o Whatsapp son algunas de las plataformas que, sin coste alguno, pueden emplear los autónomos para comenzar a vender por redes sociales.
  • Aumento del uso de chatbots: Los chatbots son programas de inteligencia artificial, más o menos avanzada, que pueden interactuar con el cliente para tareas predeterminadas. Por ejemplo, si un cliente desea reservar cita en un local, esta aplicación podrá contestarle de forma automatizada. Según el informe de Statista, gran parte de los consumidores prefieren conservar con estos bots u otras herramientas digitales de autoayuda.
  • Búsqueda por voz: Otra tendencia al alza. Según Google, un 42% de los usuarios de Reino Unido utilizan la búsqueda por voz de forma diaria. Por ello, es importante que el contenido de la página web, como por ejemplo el etiquetado de productos, tenga un lenguaje sencillo para que los motores de búsqueda como Google puedan hallar fácilmente los servicios que ofrece un comercio electrónico.
  • Productos personalizables: Los consumidores quieren cada vez más productos exclusivos o únicos. Elegir el color o poner su propio nombre en los artículos que compra puede ser una opción muy rentable para captar más clientes. Utilizando encuestas o concursos, el emprendedor podrá saber cuáles son más los gustos y afinidades de su nicho de mercado.
  • La sostenibilidad: Muchos pequeños negocios electrónicos están adoptando medidas de sostenibilidad y ecología de un modo u otro en sus operaciones comerciales. Realizan acciones orientadas a apoyar organizaciones benéficas o donaciones a proyectos. El uso de un empaquetado sostenible (reciclado) o buscar los materiales que menos impacto causen en el medio ambiente, son alguna de las opciones para generar un mayor atractivo ante consumidores cada vez más concienciados.
  • Imágenes y vídeos 360º: Para mejorar la experiencia de los usuarios en las tiendas online y conseguir que los usuarios disfruten de mejores vistas del producto seguirán al alza las fotografías y vídeos de producto de 360º. El comprador cada vez más quiere poder ver los detalles y el realismo de los productos que quieren adquirir.
  • Construcción de relaciones con los clientes: Según Statista, los consumidores, ante el gran abanico de oferta que existe, no confía en cualquier negocio. En este sentido, los clientes quieren entablar relaciones con las personas que están detrás del ecommerce. Los usuarios, según detalló el informe, son más propenso a confiar en empresas transparentes y abiertas. Un buen servicio de atención al cliente o interactuar en las redes sociales puede ser una de las claves del éxito en este apartado.
  • Social Proof: Los consejos provenientes de amigos y familiares así como de otros usuarios online son la clave para generar ventas. Trabajar con influencers así como mostrar reseñas y testimonios positivos en las tiendas de comercio electrónico seguirá siendo clave para generar confianza.
  • Flows automatizados de emails: Asegurarse de tener campañas de email marketing automatizadas para los distintos segmentos y clientes puede ser un éxito para el comercio electrónico. Siguen siendo cruciales los flows  o automatismos de emails para recuperar los carritos abandonados, dar la bienvenida o hacer campañas específicas.
  • El tiempo de carga de las páginas: Los tiempo de carga elevada dentro del comercio electrónico puede ser causa de abandono. La velocidad es indispensable, el consumidor no esperará mucho a que la página se cargue y se perderán visitas.
  • Los millenials: Adaptarse a las nuevas generaciones, sus gustos y formas de consumo también es parte del éxito, dado que ellos son los principales consumidores del ecosistema digital. El informe de Statista revela que, por ejemplo, los millenials prefieren opciones de entrega en sus envios alternativos, en este caso los fines de semana. La flexibilidad en la entrega es importante para ellos.
  • Venta global: Según los expertos, una cuarta parte de todos los pedidos de comercio electrónico para el año 2022 serán transfronterizos. Tener varios idiomas en la web (indispensable el inglés) puede ser clave para alcanzar el éxito fuera de España.

 

Cada español se gastó en 2021 una media de 2.336 euros en comercios electrónicos