Domingo. 16.06.2019

Las pymes españolas obtienen un 5 en digitalización, igual que las grandes

Se observa una progresión muy rápida pero con necesidad de mejorar en diversos aspectos.
Las pymes españolas obtienen un 5 en digitalización, igual que las grandes

El proceso de digitalización es progresivo e inevitable. Así lo han entendido las empresas españolas de todos los tamaños que, en muy poco tiempo, han sabido adaptarse, aunque con necesidad de mejora en diversos campos, como marketing y redes sociales. Por ello, en el “examen” de digitalización que ha realizado el Informe Bankia Índicex 2016 las compañías españolas obtienen un 5 sobre 10.

El informe arroja conclusiones importantes: las microempresas, pequeñas y medianas empresas muestran un nivel de digitalización muy cercano al de las grandes (5,4 de nota global frente a 5, 5,1 y 5,2 respectivamente) aunque estas últimas cuentan con más recursos; el 77,8% de las compañías presentan campos en los que aún deben mejorar; el comercio, tanto mayorista como minorista, es el sector que mejor nota obtiene; y el marketing digital es la actividad que peores resultados arroja.

El estudio de Bankia se basa en la información facilitada por más de 5.000 sociedades, de cualquier tamaño y no necesariamente clientes de la entidad, a través de www.bankiaindicex.com. El banco proporciona la herramienta para que, por medio del análisis realizado, cada empresa conozca su realidad digital.

Las áreas más destacadas

Las áreas en las que las empresas se manejan con mucha soltura y, por tanto, en las que alcanzan mejor nota son analítica web (6,2), posicionamiento (6,1), exposición al usuario (5,7) y contenidos (5,7). El análisis de las visitas que recibe una página web, de dónde proceden, tiempo de permanencia del usuario y su regreso, etc, es lo que mejor funciona de todas las áreas digitales. El posicionamiento SEO, que permite que una página web se encuentre con facilidad por los buscadores y esté en los primeros lugares, es una de las áreas que más dominan las empresas en España. Como reto en este campo se indica que hay que lograr menos tiempo de carga de la página.

En cuanto a la experiencia del usuario, la buena nota se debe a que éste navega con facilidad por las secciones, es decir, la navegación es sencilla e intuitiva. Y en contenidos, se observa que por lo general son atractivos para el usuario y generan interés y confianza. Además, y esto es muy importante, se actualizan de forma periódica.

Las áreas donde se suspende

Por el contrario, las compañías españolas obtienen sólo un 3,5 en un área tan fundamental para la empresa como es el marketing digital. Según el informe, se han considerado indicadores como las bases de datos sobre los clientes, tanto su elaboración como el desarrollo de acciones comerciales, catálogos de productos accesibles y campañas publicitarias de pago. Los resultados no son positivos, con el consiguiente perjuicio para la competitividad.

La segunda actividad que suspende es el uso de las redes sociales (3,9). “Apenas, una de cuatro empresas analizadas por Bankia Índicex hace un uso adecuado de las redes sociales y casi un 45% no es competitiva”, asegura el estudio. En éste se recomienda publicar contenido de interés para los usuarios y estar siempre activos.

En tercer lugar, en la parte baja, aparece la movilidad (4,3), lo que significa que queda camino por recorrer en funcionalidades que faciliten la navegación por los dispositivos móviles.

Seguridad y e-commerce aparecen empatadas con una nota de 5,4. Se aprueba en estas áreas aunque, en relación con la primera, se recomienda insistir en la seguridad de los datos más críticos de la empresa.

Por sectores

Las notas obtenidas por los diversos sectores productivos ofrecen algunas realidades que desmontan mitos. Por ejemplo, agricultura, pesca y ganadería tienen un 4,9. Hay que tener en cuenta, según el informe, que el 5, aunque sea sobre un máximo de 10, es una nota muy digna dada la exigencia para aprobar. El sector conocido como primario arroja así una nota bastante buena.

Sin embargo, la construcción, gran sector de la economía española, sólo llega al 4,5. En industria, destaca la manufacturera y textil (5,2) y la química y farmacéutica (5).

En servicios, es el comercio mayorista y minorista el que más ha destacado con un 5,5. Electrónica e informática (5,3); servicios sanitarios y de salud y educación y telecomunicaciones, los tres con un 5,2; entretenimiento, arte y ocio, con un 5,1; y alimentación, bebidas y tabaco, con un 5, son los que sacan mayor puntuación.

Las pymes españolas obtienen un 5 en digitalización, igual que las grandes