lunes. 23.09.2019

IVÁN DEQUITO SE BASA EN SU PROPIA EXPERIENCIA

El autónomo que ayuda a digitalizar “correctamente” a los pequeños negocios

El autónomo que ayuda a digitalizar “correctamente” a los pequeños negocios

Estar en internet por estar, no vale. O al menos así lo cree Iván Dequito, un autónomo que quiere ayudar a que los pequeños negocios se digitalicen de una forma correcta, implementando las herramientas tecnológicas y no “maquillando” una apariencia digital con la creación de una página web. Éste emprendedor será uno de los invitados a la Jornada ‘La Aventura de Emprender’ organizada por Cámara de España.

El autónomo que ayuda a digitalizar “correctamente” a los pequeños negocios

La transformación digital de un negocio no se resume en la creación de una página web o en la apertura de una serie de cuentas en redes sociales. La digitalización de los negocios va mucho más allá y pasa por entender que las herramientas digitales facilitan el trabajo. La historia de Iván Dequito como emprendedor y cómo autónomo será una de las protagonistas en la jornada ‘La Aventura de Emprender’, organizada por Cámara de España, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, y que se celebra el próximo día 20 de diciembre. Dequito destaca que “una de las cosas que más me gusta de la jornada es que aunque es cierto que muchas veces la mayoría de los proyectos fracasan, no importa tanto el triunfo o el fracaso, sino que lo que se pueda aprender de él”.

Iván Dequito trabaja desde su propia agencia de marketing, Onmain, con la que quiere ayudar especialmente a que los pequeños negocios a afronten correctamente la tan nombrada y escuchada digitalización. “Los dueños de un negocio muchas veces pecan en afrontar la transformación digital como algo peliculero y visual con la creación de una página web y la interacción en redes sociales. Pero ninguna de estas acciones tiene una estrategia detrás, no responden a nada. Lo hacen porque les dicen que hay que hacerlo”.

Este autónomo compara esta forma de digitalizarse con anunciarse antiguamente en prensa escrita: “La gente está ahora en internet como quien antes ponía un anuncio en un periódico, sin saber el impacto que iba a tener la publicidad. Pero en la era digital ocurre justamente lo contrario, hoy en día todas las acciones de marketing digital te permiten conocer en detalle a cuanta gente se llega, cuanta te ha comprado y cuál es el resultado de tu esfuerzo”.  Según este autónomo, dónde más falta hace la transformación digital es en la parte de gestión, administración y comunicación del negocio “porque se siguen realizando tareas de forma ineficiente que la digitalización se podrían cambiar y mejorar”.

Muchos de estos procesos ineficientes, detalla, vienen derivados de apuntar a mano y en un papel las órdenes, los pedidos, las previsiones… y sin llevar un claro registro. “Todo esto se traduce en problemas de productividad con errores en los pedidos y retrasos, que afectan a la imagen y a los resultados finales de la actividad". Él ha tratado con negocios en los que sus dueños no conocían cuál era el producto más vendido, ni quién lo compra, ni desde dónde, ni la temporada en la que más lo vendían… “Son informaciones que se pierden porque ellos se limitan a cumplir con la orden del pedido que llega y guardar el archivo, normalmente en una carpeta física”.

Dequito explica cómo la digitalización ha ayudado a dicho negocio en esa tarea y, ahora, saben dónde están los problemas de su cadena de producción, cuándo necesitan comprar más material y han disminuido los plazos de entrega,  “ahorrando costes y siendo más productivos”. Según este emprendedor cuando un negocio dispone de esta información ya está preparado para crear su página web, poner anuncios online y afrontar los pedidos de otras partes de mundo “y no al revés. Eso es empezar la casa por el tejado”.

¿Cuánto cuesta una verdadera transformación digital?

Uno de los primeros pasos para conseguir la digitalización en un negocio es que la dirección se comprometa ha realizar cambios. “No se pueden quedar en pequeños cambios de cara a la galería, pero que no llegan al modelo de negocio” comenta Iván Dequito.  

En cuanto al coste que pueda tener, asegura, que difiere en cada caso y que no se puede hablar de una cifra, sino que la digitalización hay que afrontarla “como el emprendimiento, no sabes lo que va a costar y se van a vivir momentos de incertidumbre, pues lo que se busca es generar un modelo de negocio diferenciado al resto”. Desde Onmain trabajan con un precio mínimo que ronda los 900 euros por un mes de trabajo de investigación y planificación. “A partir de ahí las herramientas digitales tienen un coste relativamente bajo, porque hay muchas premium e incluso gratuitas”.

Un autónomo que ayuda a autónomos

Iván Dequito es un autónomo que ayuda a autónomos a digitalizarse. Pero ¿por qué pequeños negocios?“Porque son llevados por una persona o un grupo muy reducido que no tienen personal, tiempo, ni conocimientos para hacer realidad la transformación digital. Desde Onmain colaboramos con el negocio, conociendo su realidad y debilidad digital; y como si fuera una startup empezamos a orientar cómo puede incorporar la digitalización realmente en su actividad" ha explicado Dequito. 

ivan-dequito-

Iván Dequito, autónomo y fundador de Onmain.

Esta forma de afrontar la digitalización como si fuera una startup es la base Onmain, porque Dequito aprendió a cómo adaptar la realidad digital a los negocios a través de diferentes proyectos tecnológicos que ha puesto en marcha (ha liderado tres y ha sido socio de uno) y ayudar a diferentes emprendedores. “A medida que he ido poniendo en marcha a diferentes proyectos y ayudando a emprendedores en temas digitales he adquirido una serie de conocimientos, que tras el fracaso del último proyecto, me propuse ofrecer de forma sistemática”. Así narra este emprendedor cómo nace Onmain. 

Esta agencia de marketing lleva menos de un año en funcionamiento y ya ha ayudado a tres empresas a digitalizarse. Aunque reconoce que “esperaba ir más rápido, pero la realidad de los pequeños negocios requiere un nivel de implicación mayor”. Tal ha sido la implicación de Dequito en un negocio, que ha surgido una spin off, es decir ha surgido un nuevo proyecto es decir de su colaboración con el negocio. Éste se llama Impact Letter, y combina la decoración física en acciones de marketing, con el digital. “Los negocios cuando acuden a una feria o montan un evento, buscan por un lado atraer visualmente a la gente, pero también una implicación. Con este proyecto, ellos podrán encargar aquellos elementos decorativos, ya sean logos, letras, etc de corcho para poner en el evento, y la contratación de un servicio para conseguir la implicación”.

Este emprendedor, tras cinco intentos de emprendimiento, señala que lo más importante es la ejecución y el equipo con el que se lleve a cabo la puesta en marcha del negocio. Asegura que por muy buena que sea la idea, si la gestión no es buena y los socios no están implicados no va a funcionar. “Actualmente hay apoyo al emprendedor, te dan conocimiento técnicos y monetarios, pero no te ayudan, ni enseñan a cómo encontrar los socios adecuados” finaliza Dequito.

El autónomo que ayuda a digitalizar “correctamente” a los pequeños negocios