Autónomos españoles por el mundo

La historia de una joven emprendedora y productora de 27 años que ya ha conquistado Hollywood

La productora Mireia Vilanova ha conquistado Hollywood con tan sólo 27 años. La joven catalana nos explica cómo es necesaria la valentía y muchas horas de formación para ser emprendedora en Estados Unidos. 
Foto: la productora Mirea Vilanova
Mirea Vilanova durante un rodaje.
La historia de una joven emprendedora y productora de 27 años que ya ha conquistado Hollywood

El director francés François Truffaut afirmó que nadie nace queriendo dedicarse al cine. Algo similar le ocurrió a Mireia Vilanova; ella nunca supo que su vida profesional iría ligada a la producción audiovisual. Con tan sólo 27 años, esta emprendedora catalana ha conseguido cumplir sus sueños y conquistar la meca del cine: Hollywood.

“Todo comenzó con Mery Streep”, rememoró Vilanova. “A los 13 años no ves un cine sesudo, ves películas acorde a tu edad. Pero la magia de la actriz norteamericana, con películas como Kramer contra Kramer (Robert Benton, 1979), Memorias de África (Sydney Pollack, 1986) o Los Puentes de Madison (Clint Eastwood, 1995); descubrí que uno puede ganarse la vida haciendo cine”, añadió la productora.

“Al principio, uno no sabe qué rol quiere desempeñar en la industria del cine. Con 17 años tuve la oportunidad de viajar a Londres para hacer un curso de verano donde pude conocer de primera mano los distintos roles que intervienen en un largometraje: productor, guionista, cámara, director, director de fotografía, editor, etc. A lo largo de tres semanas, me di cuenta de que quería ser productora. Soy una persona bastante organizada, me gusta juntar equipos humanos y tener la satisfacción de construir algo desde cero que a la gente le puede gustar”, expuso Vilanova.

“Una vez descubrí mi pasión el objetivo era claro, tenía que formarme y apostar por mi futuro. Comencé la carrera de comunicación audiovisual en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona donde estudié cuatro años. Mientras me formaba, tuve la oportunidad de hacer un intercambio a Estados Unidos, concretamente a Los Ángeles. Cualquier amante del cine siempre sueña con estar en Hollywood, pero yo necesitaba vivirlo de primera mano para saber si mis sueños no eran equivocados. Durante mi primera estancia, tuve una oportunidad única en la vida: trabajar con el prestigioso director de cine Ron Howard. Gracias a unas prácticas, fui parte del equipo que rodó el documental The Beatles: Eight Days a Week (Ron Howard, 2016). Efectivamente, trabajar en Hollywood era todo lo que había imaginado. Seguramente en España esta oportunidad no me habría pasado”, comentó.

“Al concluir el intercambio, regresé a España para concluir mis estudios y gracias a la Fundación La Caixa, pude optar a una de las 50 becas para estudiar un máster de cine a Estados Unidos. Los estudiantes nunca aplican a este tipo de becas pensando que nunca les va a tocar. Yo provengo de una familia humilde y trabajadora, y no dude en que luchando podía conseguirlo”.

“Esta oportunidad me llevó a la que es considerada como la mejor escuela de cine del mundo, la Escuela de Artes Cinematográficas de la Universidad del Sur de California (USC School of Cinematic Arts), donde pude cursar un máster en producción cinematográfica durante dos años. Gracias a la facultad pude obtener de nuevo prácticas en prestigiosas productora como Lionsgate y también decidí emprender por mi cuenta con cortos de amigos que necesitaban una productora. Siempre he pensado que el trabajo llama al trabajo. Si tú estás en el set moviéndote y conociendo a gente, se te abren oportunidades nuevas cada día”, añadió la joven productora.

De Barcelona a triunfar en Hollywood

A pesar de contar con el hándicap de ser inmigrante, la joven catalana ha conseguido labrarse una extensa carrera en los Estados Unidos en muy poco tiempo.  En 2020 fue una de las siete productoras seleccionadas para formar parte del Bafta Newcomers Program. Impulsado por la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión, se trata de un programa que tiene como objetivo principal apoyar a cineastas internacionales que se han establecido en Los Ángeles y en Nueva York para desarrollar su carrera cinematográfica.

Al año siguiente, fue seleccionada para entrar en el Film Independent Project Involve, una de las residencias artísticas para cineastas establecidos en Los Ángeles. Impulsado por el Film Independent, organización pionera en cine independiente, innovación y diversidad de Hollywood, el proyecto ofrece la posibilidad de producir cortometrajes financiados por la misma organización y de tener como mentores a grandes referentes de la industria cinematográfica. A raíz de este programa, produjo dos cortos. Uno de ellos, Calabaza, se ha estrenado ya en el Philadelphia Latino Film Festival, uno de los festivales de cine latino más importantes del mundo, y en el Palm Springs ShortFest, reconocido festival calificador para los Oscars.

Este mes de junio, su corto 100% USDA Certified Organic Homemade Tofu (sobre una chica transexual coreana que tiene que trabajar en el restaurante de su madre para pagarse una operación de pecho) ha participado en el Tribeca Film Festival, uno de los certámenes de cine más importantes de los Estados Unidos. En el filme ha participado, como productora ejecutiva, Lena Waithe - actriz, guionista y productora ganadora de un Emmy por Master of None.

Actualmente, se encuentra en otros proyectos pendientes de estreno: Silver Lake Cleaners – realizado con el apoyo de Google y Women in Film, la organización más importante para el apoyo de las mujeres cineastas en Hollywood – y Brainstorms, dirigido por Julie Pacino, hija del reconocido actor Al Pacino.

¿Cómo es emprender en Estados Unidos?

Las diferencias fiscales a la hora de emprender pueden ser uno de los principales motivos para elegir donde desarrollar la actividad. Milanova explicó que en Estados Unidos los autónomos no cuentan con las coberturas sociales que sí existen en España – Seguridad Social, cese de actividad, baja por maternidad, etc – pero que a la hora crear un negocio, el país norteamericano ofrece una mayor flexibilidad y apenas burocracia para emprender un negocio.

“En Estados Unidos si quieres trabajar por cuenta propia sólo tienes que hacerlo. Lo que en España se conoce como contratos por obras y servicios ahí no existe. Tú directamente montas el negocio que desees y – en vez de hacer declaraciones trimestrales del IVA e IRPF – sólo tienes que presentar cada año la ‘Declaración de Impuestos. Si por ejemplo, yo soy contratada por una productora como Disney para hacer una película, sencillamente tengo que hacer una factura con los impuestos pertinentes y luego presentarla en mi declaración. Bien es cierto que esto puede ser peligroso por acumulación de tasas a final del ejercicio, pero un autónomo en Estados Unidos puede predaclarar sus tributos en cualquier momento para aliviar dicha declaración. Algo similar a la Declaración de la Renta pero mucho más sencilla”, expuso Milanova.

“Creo que eso te da una ventaja competitiva. Porque te permite trabajar cuando quieras necesitando únicamente tu talento y tu aptitud para moverte. En España se requieren muchas ayudas para hacer una película, aquí – gracias al capital privado -  puedes armar muchísimos proyectos y hacer un buen networking que te permite progresar si eres realmente bueno en lo tuyo”, concluyó.

La historia de una joven emprendedora y productora de 27 años que ya ha conquistado Hollywood
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad