Lunes. 17.06.2019

CINCO CLAVES PARA COMPROMETERLOS

Implicar a los empleados en el negocio mejora un 21% su productividad

Implicar a los empleados en el negocio mejora un 21% su productividad

Los empleados comprometidos con el devenir del negocio son un 21% más productivos y tienen un 27% más de posibilidades de realizar un trabajo excelente, según Gallup. Por ello, el autónomo tiene que lograr implicar en el negocio a todos los trabajadores. Pero, ¿cómo conseguirlo?

Implicar a los empleados en el negocio mejora un 21% su productividad

Los empleados comprometidos con el negocio son un 21% más productivos, según Gallup, empresa estadounidense de consultoría de gestión del rendimiento global. Todavía existen empresas que ven a sus trabajadores como un coste obligatorio en sus balances de cuentas, cuando, en realidad, son un activo fundamental para llevar a buen puerto el negocio.

Los autónomos con empleados deben tener en cuenta el valor y la importancia del capital humano. Desde que en el siglo XVIII los economistas clásicos clasificasen a los trabajadores como un factor de producción, estos se han visto supeditados a ser un valor económico dentro de la empresa. Ésta es una visión un tanto banal y materialista de algo tan humano y valioso como es un trabajador. Sin embargo, siguiendo esta teoría, entenderemos al empleado como el generador del trabajo y, por ende, de los bienes y servicios que reportan los beneficios.

En este sentido, es de suma importancia entender que el trabajador –aún funcionando como un factor de producción- es un valor impreciso, ya que no es una materia prima o una máquina si no un ser humano con emociones, actitudes y contextos. Es decir, el empleado no siempre es igual de productivo, como si fuera un bien primario, si no que su productividad depende de un sinfín de factores, entre ellos, el compromiso.

Dado que los empleados comprometidos con el devenir del negocio son más productivos, el autónomo tiene que lograr este compromiso en todos los trabajadores de su plantilla, ya que estos tienen un 27% más de posibilidades de realizar un trabajo excelente, según Gallup. Pero, ¿cómo lograr el compromiso de un empleado?

Conoce a tus empleados

Michael Page, consultora líder a nivel mundial en selección de personal cualificado, explica que algunas personas son capaces de motivarse por sí mismas. Sin embargo, otras necesitan una fuente externa de motivación. “Esto difiere de empleado a empleado. Por tanto, conocer bien a los miembros del equipo de forma individual ayudará al jefe de equipo a animar a todos y cada uno de ellos”.

Por otro lado, al conversar con los trabajadores será más fácil identificar los planos laborales en los que existe margen de mejora. Además, cuando el empleado observa la implicación de los jefes con el bienestar de los trabajadores aumenta su compromiso, no solo con la empresa, si no con los propios jefes.

Haz sentir que su trabajo es importante

Por su parte, Forbes sostiene que es de vital importancia demostrar al trabajador que su labor dentro de la organización tiene un propósito significativo. No obstante, este propósito en ocasiones se diluye por el camino ahogado en la rutina diaria.

“Algunas organizaciones implementan campañas de comunicación interna para dar a conocer a los empleados lo que hacen para lograr los objetivos de la compañía”, señala Forbes.

Instaura dinámicas de reconocimiento

El éxito depende de la dedicación de la plantilla. Algunas empresas desarrollan programas de reconocimiento que celebran los logros de sus empleados, así como su compromiso con los valores de la compañía. Del mismo modo, resulta interesante otorgar algún tipo de premio.

Este tipo de iniciativas fomentan la creatividad de los trabajadores y repercute directamente en su productividad. Además, genera un clima de sana competencia entre los empleados que contribuyen a aumentar su autoexigencia y, por tanto, su efectividad.

Comprende su motivación

Es preciso entender a los empleados como individuos con motivaciones únicas, propias y exclusivas. Cada uno de los trabajadores de la empresa tendrá una motivación distinta para continuar en la organización. Por ello, es vital escucharles y tomar medidas para abordar sus preocupaciones.

“Hablar de forma abierta también ayuda a establecer una conexión entre su equipo y la empresa. La capacidad de identificarse con la empresa contribuye a la motivación del personal”, señala Michael Page.

Lleva a cabo encuestas de satisfacción

Estas herramientas ayudan a comprender el grado de satisfacción de los empleados con la empresa, sus problemas, sus preocupaciones y, además, permite establecer cambios en el día a día del negocio y en la relación con los trabajadores.

“Una encuesta de satisfacción se puede convertir en la columna vertebral que dé soporte a todas las iniciativas para mejorar el clima laboral y lograr el engagement hacia la compañía”, explica Forbes.

Implicar a los empleados en el negocio mejora un 21% su productividad