El 82% afirma que su actividad se ha visto afectada de alguna forma

Radiografía de los autónomos en el contexto actual de aumento de costes y caída del consumo

El 82% de los emprendedores asegura haber sufrido el aumento de costes en su negocio según un estudio de The Cocktail Analysis. Documento que analiza el perfil actual del autónomo en España.
¿Cómo se perciben los autónomos en este contexto de crisis?
¿Cómo se perciben los autónomos en este contexto de crisis?
Radiografía de los autónomos en el contexto actual de aumento de costes y caída del consumo

Desde marzo de 2020 las preocupaciones y aspiraciones de los autónomos han cambiado por completo. Según un estudio realizado por The Cocktail Analysis y presentado por la aseguradora Zurich, antes de la pandemia los trabajadores por cuenta propia obviaban la digitalización y se focalizaban en el crecimiento de su negocio. Hoy la inflación y la incipiente recesión económica -que puede afectar al consumo- han trastocado los planes de los emprendedores. Ocho de cada diez autónomos afirman que la subida del IPC ya ha afectado a sus negocios y que su única preocupación es la supervivencia de su actividad o negocio.

“La inflación es una de las principales preocupaciones en la actualidad del emprendedor y ya ha tenido un impacto en más del 80% de los negocios españoles”, afirmó Agustí Pascual, director Zurich Empresas. El informe presentado revela que el 30% de los trabajadores por cuenta propia aún no han trasladado la subida de costes a sus clientes. Por ello, afirmaron tener menos margen e incluso perdidas en sus negocios. En contraposición, un 30% de los autónomos sí han tenido que elevar el precio de sus productos y servicios. Acción que ha conllevado para el 26% de los emprendedores la perdida de clientes, ventas e incluso el fin de la propia actividad.

A la preocupación por la inflación le seguiría la crisis energética: siete de cada diez autónomos están sufriendo el aumento de costes energéticos. En menor medida, el documento recoge el resto de las preocupaciones del colectivo: la subida de los tipos de interés (un 62%); la ciberseguridad (un 46%) y el coronavirus (35%).

El documento también asegura que, tras la pandemia, dos de cada tres emprendedores aún no se han recuperado completamente, siendo los mayores de 40 años los más afectados por la crisis generada por el coronavirus. En esta franja de edad, sólo el 27% los autónomos que participó en la elaboración de este estudio aseguraron haber superado las consecuencias del confinamiento y las restricciones sanitarias.

Durante la presentación del informe ‘El gen emprendedor en España’ la vicepresidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Celia Ferrero, también desgranó las principales preocupaciones de los profesionales por cuenta propia y los retos del colectivo. “Lo más sorprendente del momento en el que se encuentra el emprendimiento en nuestro país es el claro envejecimiento de los autónomos. Estamos perdiendo capacidad de emprendimiento en los jóvenes y esto es consecuencia de la pandemia y de dos crisis: la que sufrieron siendo menores en 2008 y la que de nuevo viven en la actualidad”, explicó Ferrero. La diferencia entre el emprendimiento antes de la pandemia y en la actualidad es que, en los momentos de crisis “el empleo por cuenta propia era un refugio para la falta de oportunidades en el mercado laboral; especialmente en mujeres y jóvenes. Y hoy no”, dijo Ferrero.

Ponentes de la presentación del estudio: El gen emprendedor en España.
Ponentes de la presentación del estudio: El gen emprendedor en España.

 

Radiografía del autónomo actual: ¿Cómo es el emprendimiento en tiempos de crisis?

El estudio de Cocktail Analisis afirma que el perfil actual del emprendedor en España es esencialmente masculino. Según los datos sociodemográficos, un 70% del colectivo son hombres y la mayoría se encuentran en una franja de edad de entre 40 y 65 años (el 79%).

Respecto a su nivel de formación, la mayoría de los trabajadores por cuenta propia (un 56%) tiene estudios universitarios y esencialmente se dedica al sector servicios (el 78%). En menor medida le sigue la construcción (9%) y la industria (7%); siendo el sector más afectado por el envejecimiento del emprendimiento el mundo rural: sólo el 6% de los afiliados al RETA se dedica a la agricultura o la ganadería. Dato que desde ATA valoraron como otro de los retos más importantes a los que se enfrenta nuestro país. A su vez, el 59% de los trabajadores por cuenta propia llevan más de 10 años afiliados al RETA; sólo un 8% inició su actividad en los dos últimos años.

¿Cuáles son las dificultades que los autónomos se encontraron al emprender?

El emprendedor no tiene un camino fácil ni en sus inicios ni en su día a día. Es muy consciente de los riesgos, el esfuerzo y el trabajo que conlleva su profesión. Según el informe, los autónomos identifican claramente que su actividad por cuenta propia conlleva riesgos y hacer frente a problemas y estrés (un 57%), además de que implica una gestión financiera compleja e incierta y un gran esfuerzo (52%)  y trabajo por la diversidad de tareas a asumir (43%).

Los autónomos encuestados también aseguraron que las trabas burocráticas fue una de las causas que frenó su emprendimiento (39%), seguido de la competencia (33%) y la financiación (22%). Finalmente, el 13% de los encuestados afirmó que su condición de mujer fue un impedimento a la hora de montar un negocio.

 ¿Cuáles son las motivaciones para emprender en España?

Autonomía, flexibilidad, vocación y libertad son las principales motivaciones para el emprendimiento en España en este contexto de crisis. El 38% de los trabajadores por cuenta propia aseguró en el texto que su principal impulso para emprender es “tener autonomía y ser mi propio jefe”, siendo secundario, añadió el documento, la idea de enriquecerse. Estos son los principales motivos que tienen los profesionales para montar un negocio:

  • Ser mi propio jefe: 38%
  • Flexibilidad horaria: 28%
  • Dedicarme a lo que realmente me interesa: 28%
  • Libertad de crear y decidir: 26%
  • Proyecto personal: 25%
  • Conciliar la vida familiar: 21%
  • Falta de oportunidades en el mercado laboral: 20%
  • Precariedad del trabajo por cuenta ajena: 16%
  • Heredar un negocio familiar: 15%
  • Ganar más dinero: 15%
  • No encajar en el sistema laboral: 8%

¿Cómo se perciben los autónomos españoles en este contexto de recesión?

Aunque suele decirse que las crisis económicas fomentan el emprendimiento, lo cierto es que el 47% de los emprendedores se declaran vocacionales, apenas uno de cada diez hereda un negocio, y el 41% se ve obligado a ser autónomo debido a circunstancias externas al emprendimiento, como quedarse sin trabajo. Por eso, el estudio distingue entre cuatro perfiles de emprendedores.

El perfil más numeroso es el Comprometido (30% del total), en el que confluye la vocación con la necesidad de emprender, y donde hay mayor presencia femenina. Dentro de este perfil el motivo para emprender (38%) es la falta de trabajo o la situación de precariedad. Le sigue el Innovador (28%), un perfil claramente vocacional y más predispuesto al riesgo y a la innovación. El tercer perfil más frecuente (23%) es el llamado Cambio de Rumbo, que se ha visto abocado al emprendimiento por circunstancias externas, pero está a gusto con su salida profesional. Finalmente, el perfil Luchador representa al 19% de emprendedores que no siempre llegan a este camino por convicción, pero muestran gran motivación y resiliencia.

Todos estos perfiles comparten una serie de objetivos, entre los que destacan compaginar la vida personal y profesional (68%), dedicarse a lo que realmente les gusta (61%) y poder vivir tranquilos, sin preocupaciones (58%). Por supuesto, no todo es un camino de rosas en su trayectoria.

A cambio, tres de cada diez encuestados perciben que ser emprendedores les proporciona una mayor satisfacción que trabajar para otros, más libertad y creatividad, así como la posibilidad de dedicarse a lo que les gusta. En este sentido, los emprendedores españoles se definen a sí mismos como trabajadores, resilientes, curiosos, optimistas y creativos.

La vicepresidenta de la federación aseguró que los datos del estudio son “bastante similares” a los estudios y barómetros que ATA presenta con frecuencia. “Otra de las cosas que más nos han llamado la atención del informe es la relevancia de la ciberseguridad para los autónomos. Lo que percibimos desde ATA es que los trabajadores por cuenta propia desconocen o no les preocupa absolutamente nada; sólo empiezan a tener consciencia cuando sufren un ciberataque”, añadió Ferrero. 

“La pandemia ha hecho más resilientes a los autónomos que han podido sobrevivir. Lo que si habita es una sensación de agotamiento”, valoró la vicepresidenta de ATA. Desde la federación aseguraron que existe una sensación de “incertidumbre, no tanto por la crisis económica sino por todos los cambios legislativos (reforma del RETA), tributarios y de digitalización”. “Los autónomos tienen miedo”, concluyó Ferrero.

Radiografía de los autónomos en el contexto actual de aumento de costes y caída del consumo
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad