lunes. 06.12.2021

LAS SUBIDAS DE COSTES HACEN INSOSTENIBLE LA ACTIVIDAD

Todo el transporte irá al paro los días 20, 21 y 22 de diciembre

Transporte_Camión
Paro nacional de los transportistas los días 20,21 y 22 de diciembre
El Comité Nacional del Transporte por Carretera acaba de anunciar que habrá una paro nacional del sector durante los días 20, 21 y 22 de diciembre. La subida de los combustibles unida al futuro impuesto por el uso de las autovías hacen "insostenible" la actividad de estos autónomos.
Todo el transporte irá al paro los días 20, 21 y 22 de diciembre

Como ya advirtieron, los transportistas autónomos finalmente han convocado un paro nacional durante los días 20, 21 y 22 de diciembre. Así lo acaba de decidir el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), donde están representados todos los profesionales que se dedican al sector del transporte, quienes aseguran que el futuro impuesto por el uso de las autovías, unido a la subida de los combustibles, ha llevado a la actividad a una situación “insostenible” y que les hace ganar apenas 3 euros a la hora. Es por ello que estos trabajadores por cuenta propia realizarán un paro total en toda España de tres días en fechas muy próximas a las navidades. Una huelga del transporte en España puede suponer la práctica paralización del país, como ya ha ocurrido en alguna ocasión. 

Ya a finales de octubre, el CNTC emitió un comunicado en el que exponía la difícil situación en la que se encuentra el sector, y en el que aseguraban que si el Ejecutivo no ponía intención de negociar y aportar soluciones, llamarían a la huelga. Algo que ha terminado por cumplirse después de la reunión de esta tarde: “desde hace más de dos años, la Administración tiene una lista de los problemas concretos del transporte de mercancías por carretera para los que se ha pedido solución, sin que en todo este tiempo se haya hecho nada para resolverlos, incluso cuando existen compromisos firmados por todo un secretario de Estado”. Y señalan especialmente a la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, con la que han intentado reunirse “para hacerle ver esta situación, sin que al parecer haya tenido tiempo para ello”.

Es por ello que el Comité Nacional ha decidido parar la actividad de los autónomos transportistas ante un "riesgo de quiebra estructural. Nos vemos obligados a adoptar medidas excepcionales que trasladen a la sociedad el grave peligro ante el que se encuentra el transporte por carretera y que, desde luego, trasciende a su mero interés”. Para el presidente de la Federación Nacional de Transportistas Autónomos (Fetransa), Víctor González, la huelga es una medida "drástica pero responsable". El presidente de la patronal explicó que llevan desde 2018 reclamando la atención del Gobierno y en concreto del Ministerio sobre los problemas que afectan al sector, y ahora la situación ha llegado a un punto "límite". "Este parón hará que la población visibilice la magnitud del problema que tenemos y sufrimos los transportistas, porque parece que la Administración por más que se lo digamos no lo ve". 

Una subida del 43% en los costes hace insostenible la actividad

El presidente de la Federación recordó que ya se convocó un paro nacional en 2019 por los mismos motivos, que "se consiguió apaciguar porque conseguimos que el secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, firmase una serie de compromisos para reformar la actividad en consenso con todo el sector". No obstante, como lamentó González, ya ha pasado mucho tiempo y “el Gobierno lejos de cumplir con esos diez compromisos, ha hecho todo lo contrario y ha subido nuestros costes”. Según cálculos de Fetransa, de octubre de 2020 a octubre de 2021 se ha incrementado en un 43% los gastos de los transportistas por la subida del gasoil. Esto supone que los transportistas por cuenta propia tienen que pagar unos 1.000 euros más al mes para repostar el camión. Cifra que puede ascender hasta los 1.400 o 1.500 euros si se trata de un vehículo más pesado.

"La subida del gasoil en cómputo interanual es del 42%, lo que supone por si misma una subida del 12% del total de los costes operativos (ya que el gasoil es una tercera parte de nuestros costes). También nos han subido otros costes, como las ruedas 10%, los camiones de segunda mano un 12% o el Adblue más del 200%. Obviamente esto es insostenible de mantener en el tiempo. Ninguna empresa puede aguantar en el mercado compensando el sobrecoste de 1.500 euros por camión", expresó González. Que añadió que a la subida de la gasolina se le unen otros importantes problemas que afronta el sector como, que se esté obligando a los transportistas a hacer labores de carga y descarga, que son tareas que deberían hacer los cargadores y mozos de almacén. O que el Gobierno esté planteando que paguen por el uso de las autovías. "Pero lo que no están estudiando es cómo vamos a trasladar esa subida de costes a nuestros clientes" afirmó González.

Por último, el presidente de Fetransa aseguró que después de toda la inversión que hacen para llenar los depósitos, las horas que invierten trabajando y el sobrecoste que asumen, "lo que nos queda para llevar a casa a día de hoy no llega a 1.000 euros. Lo que cobramos por las horas que echamos no llegan a 3 euros la hora".

El Gobierno se decanta por las viñetas para cobrar las autovías

Esta misma mañana los autónomos transportistas se reunieron también con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) para ir acotando el mecanismo para el pago por el uso de las autovías. Según parece y tal y como adelantó José Carlos López Jato, vicepresidente de la Federación Nacional de Transportistas Autónomos (Fetransa), el Gobierno se decantará por el implemento de las viñetas o tasas como método de cobro. Este nuevo impuesto se implantará en España en 2024 y es una de las medidas recogida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enviado a la Comisión Europea.

Para los trabajadores por cuenta propia del sector, se trata de un sistema "más sencillo y económico que los peajes, a pesar de que aún no se han concretado las cantidades que se tendrían que pagar", explicó Jato. La viñeta no es otra cosa que una tasa, que se paga por día, semana, mes o año dependiendo de cuánto tiempo se vayan a utilizar estas carreteras, pero "al ser un impuesto que se repercute también en los vehículos extranjeros, se repartirán de forma más equitativa las cargas y sería un coste asumible para nosotros", aseguró el vicepresidente de la patronal. Los autónomos del transporte admitieron que las carreteras están "muy deterioradas" y verían bien "que todo el mundo abonase una cantidad al año para mantenerlas en buen estado", pero insistieron en que debe ser un importe "asumible y que no les obligue a parar su actividad por no poder pagarlo".

Este impuesto surge a raíz de una advertencia de Europa a nuestro país. La Unión Europea ha exigido a los estados miembros adoptar una serie de medidas para ser preceptores de los Fondos Europeos, entre las que se encuentra el pago por infraestructuras como las autovías. Por ello, uno de los objetivos del Gobierno es que el sector de transporte acepte el pago por el uso de la infraestructura.

Todo el transporte irá al paro los días 20, 21 y 22 de diciembre