domingo. 21.07.2019

BONIFICACIONES Y PASOS A SEGUIR

Los autónomos españoles de algunos países como Irlanda podrán optar a ayudas para regresar a España

Los autónomos españoles de algunos países como Irlanda podrán optar a ayudas para regresar a España

España ha desarrollado iniciativas en distintos países para facilitar y ayudar a los autónomos españoles que quieran regresar a nuestro país. Es el caso de Irlanda. La embajada española en la isla ha publicado un documento,"Regreso a España desde Irlanda", donde explica las bonificaciones y pasos que deberán seguir aquellos autónomos que quieran cesar su actividad en Irlanda y regresar. 

Los autónomos españoles de algunos países como Irlanda podrán optar a ayudas para regresar a España

La Embajada Española en Irlanda y la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en Reino Unido han publicado un año más el documento de cabecera para todo autónomo que quiera regresar a España. En la actualización de este año se expone con todo lujo de detalles a los trabajadores por cuenta propia españoles y residentes en Irlanda las bonificaciones y pasos a seguir para volver a nuestro país. No es el único caso ya que en otros países como Alemania existen iniciativas similares.

Se llama “Retorno a España desde Irlanda” y explica a los trabajadores por cuenta propia los trámites necesarios para cesar su negocio en la isla y beneficiarse de bonificaciones ventajosas al volver a España. La iniciativa se pondrá en marcha a partir del año 2020, cuenta con un presupuesto de más de ocho millones de euros al año y se calcula que podrán acogerse a ella alrededor de 2.300 trabajadores por cuenta propia. Así, destinando un gasto medio de más de 3.000 euros por solicitante, se ampliarán a estos futuros afiliados al RETA las bonificaciones mensuales a la que pueden acogerse algunos autónomos en España.

Ayudas para los emprendedores regresados

Según se especifica en el documento publicado por la embajada española, aquellos que dejen Irlanda para emprender en España tendrán derecho a nuevos incentivos y bonificaciones en la cotización al RETA y se les mejoran algunos de los ya existentes.

Así, aquellos emprendedores regresados que causen alta inicial o que no hubieran estado de alta en los cinco años inmediatamente anteriores en el RETA y que opten por la base mínima de cotización tendrán una reducción a 50 euros mensuales por la cuota de contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal durante los 6 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta.

En caso de que optaran por una base de cotización superior a la mínima que les corresponda tendrán una reducción mensual de un 80% de la cuota. Se contemplan también bonificaciones para trabajadores menores de 30 años y mujeres menores de 35 años, trabajadores con un grado de discapacidad igual o superior al 33%; víctimas de violencia de género y víctimas de terrorismo; y trabajadores autónomos que se encuentren en baja por maternidad o paternidad, entre otras.

¿El objetivo? que los que estén pensando en volver tengan el máximo apoyo para emprender su negocio. Sobre todo, se incidirá en aquellas ayudas, que faciliten los primeros pasos a estos autónomos y reduzcan los costes de inicio de actividad. Además, desde el documento se explica detalladamente cuales son los pasos que deberá seguir el autónomo para cesar su actividad en Irlanda.

Trámites para regresar 

Según se explica en "Regreso a España desde Irlanda", la primera gestión que deberá realizar el autónomo que quiera volver será comunicar el cese de actividad a la Seguridad Social y a las autoridades fiscales irlandesas ya que, de no hacerlo, podría enfrentarse a sanciones. Además, el autónomo deberá  comunicar el nuevo domicilio en España y solicitar la baja en el pago de impuestos e IVA (VAT). Esto último podrá hacerlo con el formulario TRCN1.

En el caso de que estén utilizando un nombre de empresa, deberá informar a la Oficina de Registro de Empresas (The Companies Registration Offices), dentro de los tres meses siguientes al cierre. La comunicación puede hacerse a través del formulario RBN3 o también online.

En el documento publicado por la embajada se incide en la importancia de salir del país estando al corriente de pagos a la Administración y entregando el formulario P50. Con esta solicitud de revisión, el autónomo estará comunicando que se marcha de Irlanda y además, dejando constancia de su voluntad de dejar solucionada su situación fiscal en el país. Con el resultado del formulario P50, el autónomo puede conocer su situación fiscal, saber si está en paz con la administración o si tiene pagos pendientes.

No sólo Irlanda

Fuentes del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social confirmaron que este documento de ayudas y bonificaciones al regreso no se publica sólo desde Irlanda. Los autónomos españoles que desarrollen su actividad en otros países europeos como Alemania también pueden acceder a ventajas como estas y a información detallada para cesar su actividad con éxito en cada uno de los países e iniciarla en España. 

Además, el propio Ministerio de Trabajo ha desarrollado webs de Empleo en algunas de sus Consejerías en el exterior para ofrecer información de fácil acceso e inmediata utilidad práctica a los ciudadanos españoles que buscan empleo en el exterior.

Estas webs responden a las características concretas de cada uno de estos países, sus mercados de trabajo y normativa específica. Las webs contienen consejos útiles antes de viajar, indicaciones sobre dónde buscar empleo, cómo emprender un negocio, o cómo acceder a servicios esenciales como la sanidad, o la Seguridad Social  así como informaciones prácticas sobre convalidación de títulos, idiomas, búsqueda de vivienda o  enlaces de interés. Argentina, Brasil, Países Bajos, Dinamarca, Suiza, o Chile son tan sólo algunos de los países donde se han desarrollado estas iniciativas de fomento del empleo y emprendimiento en el exterior. 

"Un país para volver" 

Paralelamente a los planes desarrollados por las embajadas de distintos países europeos como es el caso de Irlanda, el Gobierno español puso en marcha un plan retorno, con objetivos similares. El Plan retorno aprobado el pasado mes de marzo por el Consejo de Ministros es un conjunto de medidas con las que el Gobierno  pretende que casi 24.000 expatriados regresen a España de aquí a 2020.  

Este plan, elaborado bajo el lema "Un país para volver" propone 50 medidas, algunas de ellas destinadas a fomentar el emprendimiento y el trabajo autónomo, bonificando la cuota de autónomos para aquellos retornados que opten por establecerse y poner en marcha un negocio en España.

Los autónomos españoles de algunos países como Irlanda podrán optar a ayudas para regresar a España