La ley se encuentra en el Senado y tendría que aprobarse en julio

La moratoria concursal terminó ayer y este es el horizonte que se les presenta a los autónomos insolventes

Los autónomos en situación de insolvencia ya no estarán protegidos por la moratoria concursal, que terminó ayer. Esto es lo que vaticinan los expertos que ocurrirá.

El Congreso de los Diputados votando el dictamen del Proyecto de Ley de reforma del texto refundido
El Congreso de los Diputados votando el dictamen del Proyecto de Ley de reforma del texto refundido. | Foto: @Congreso_Es
La moratoria concursal terminó ayer y este es el horizonte que se les presenta a los autónomos insolventes

La moratoria concursal terminó ayer 30 de junio y con ella se puso fin al salvavidas al que estaban agarrados más de 100.000 negocios en situación de insolvencia y que no pueden hacer frente a sus pagos. El fin de esta medida se produjo justo el mismo día en el que el Pleno del Congreso de los Diputados dio luz verde al Proyecto de Ley de Reforma Concursal, que pasa ahora al Senado. La intención del Gobierno es tener este texto listo antes del 17 de julio, conforme a lo acordado con Europa. Entre tanto, los expertos señalaron que si bien se producirá un incremento en el número de concursos convocados por autónomos, pero esto no será sinónimo de cierres. Y, además, disponen por ley de dos meses para instar el concurso de acreedores si continúan en situación de insolvencia.  

Durante 2020, en plena crisis por el Covid-19, el Ejecutivo aprobó una moratoria concursal para que todos aquellos dueños de negocios que estuvieran en una situación de insolvencia quedaran exentos de tener que solicitar la apertura de un concurso de acreedores cuando no pudieran hacer frente a sus obligaciones de pago. Además también se prohibió que se admitieran a juicio los requerimientos de concurso que presentasen sus acreedores. Una protección que se ha ido extendiendo a lo largo de estos dos años y que terminó ayer.

Es decir, a partir de 1 de julio los autónomos que tengan graves dificultades para el cumplimiento de sus pagos vuelven a quedar al amparo de la Ley Concursal. Esta norma establece que un concurso de acreedores se puede abrir de dos formas: voluntariamente, es decir, el deudor -en estos casos sería el autónomo - abre el concurso porque identifica que no puede hacer frente a todas sus deudas. Y, la segunda, forzosa a solicitud de los acreedores – véase proveedores de un pequeño negocio - por el retraso en el pago.

Dos meses, a partir de ahora, para declarar por ley el concurso 

La moratoria impedía que los autónomos que identificaran esta situación de insolvencia, tuvieran que declararse en concurso. Ahora que no está, la Ley Concursal establece que tienen dos meses para cumplir con esta obligación. Esto significa que a partir del 1 de julio los negocios que tengan problemas de liquidez para hacer frente al pago de sus facturas tienen dos meses para iniciar el concurso de acreedores.

Según los expertos en materia concursal consultados, “imagina un negocio que esté en una situación crítica, el 30 de junio se le acabó la moratoria y el 1 de julio le nace la obligación de abrir concurso. Tiene dos meses para ello, es decir, hasta final de septiembre, porque agosto está declarado como un mes no hábil a nivel jurídico”.

Es cuando las previsiones de avalancha en el número de concursos de acreedores que se anunciaron pueden cumplirse, si bien éstas no serán tan drásticas como se pronosticaban en un principio, explicaron las mismas fuentes consultadas. Ya que los negocios tendrán un margen de dos meses para poder maniobrar.

El presidente de ATA: “de la situación de concurso también se sale”

Sobre esta situación se posicionó el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, durante su intervención en el Curso de Verano que organiza ATA en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Según explicó Amor, “el 30 de junio venció la moratoria concursal, una medida sobre la que se habrían beneficiado más de 100.000 empresas. Ahora bien, eso no quiere decir que todos esos negocios vayan a iniciar a concurso, vayan a pasar a liquidación y vayan a cerrar. Además, de que los concursos de acreedores también se sale” aseguró el presidente de ATA”.

A su juicio, antes de pronosticar una situación de cierres masivos de empresas, habría que poner en marcha medidas para impulsar la actividad de los pequeños negocios y ayudas para lidiar con la inflación, la subida de la luz o de los carburantes. Amor terminó su intervención lanzando un mensaje positivo alegando que la moratoria concursal no será el fin de esos 100.000 negocios. “Hay que tener cuidado con poner la venda antes que se produzca la herida. Tengo confianza en los negocios. Ya lo hemos visto en otras ocasiones cuando, por ejemplo, había gente que vaticinaba que con el fin de los ERTE iba a haber más de 600.000 desempleados, sin embargo el tejido empresarial ha pagado sus compromisos. Estoy convencido de que el tejido empresarial pagará sus compromisos y el índice de morosidad no distará mucho del índice con pandemia o sin pandemia, con guerra o sin guerra, que con la actividad normal del año 2019” manifestó.

La reforma de la Ley Concursal avanza en su proceso legislativo

El fin de la moratoria concursal se produjo el mismo día en el que el Pleno del Congreso de los Diputados dio luz verde al dictamen del proyecto de ley de reforma de la Ley Concursal, que pasa ahora al Senado. La intención del Gobierno era tener lista la nueva ley para cuando acabase la moratoria, sin embargo los plazos se han ajustado más de lo esperado.

La propuesta normativa cumple con la transposición de la Directiva Europea 2019/1023 sobre Insolvencia empresarial y España tiene el compromiso con Europa de que esté publicada antes del próximo 27 de julio. Es decir, la reforma de la Ley Concursal tiene que pasar por el Senado y volver al Congreso para su aprobación definitiva y publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) antes de esa fecha.

Según explicaron fuentes del sector, “se espera que a finales de julio la reforma la Ley Concursal esté publicada en el BOE a finales de julio. No obstante, será una norma que irá por fascículos. Esto quiere decir que aunque la norma esté publicada, no todas las medidas que incluye entrarán en vigor a la vez”. Las mismas fuentes añadieron que todavía faltan algunos aspectos claves por concretar de la norma y no calculan su puesta en marcha definitiva hasta bien entrado el 2023.

A expensas de que el pleno del Congreso dé el visto bueno al proyecto normativo y que éste se remita al Senado, de momento, tal y como está redactada la norma, algunas de las medidas que incluye la norma son: la condonación de deuda pública con importes de hasta 20.000 euros con Hacienda y Seguridad Social, también un proceso específico de concurso para los pequeños negocios… Si bien, se trata de una reforma muy extensa y todas las novedades se conocerán y confirmarán una vez esté publicado el texto.

También avanza legislativamente la Ley Crea y Crece

El pasado 30 de junio, el pleno del Congreso de los Diputados dio también su visto bueno a otro proyecto normativo clave para el trabajo autónomo como es el Proyecto de ley de creación y crecimiento de empresas, más conocida como la futura ley de Crea y Crece.

Esta normativa recoge, entre otros aspectos, la obligación al uso de la factura electrónica para todos los autónomos, la regulación del fracaso, la posibilidad de crear una empresa por 1 euro, entre otras medidas. Al igual que le ocurre a la reforma concursal, ahora este proyecto normativo tendrá que pasar por el Senado y volver nuevamente al Congreso de los Diputados para conseguir la aprobación y ser publicado en el BOE.

La moratoria concursal terminó ayer y este es el horizonte que se les presenta a los autónomos insolventes
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad