Martes. 25.06.2019

CINCO CLAVES DEL NEUROMARKETING

Utilizar el color naranja puede incrementar las ventas (y no es broma)

Utilizar el color naranja puede incrementar las ventas (y no es broma)

Aunque parezca ciencia ficción, utilizar el color naranja ayuda a vender más en un negocio online. Se llama neuromarketing y, gracias a él, los autónomos pueden incrementar sus ventas por Internet. La plataforma de pagos KlikandPay propone cinco claves para utilizar esta técnica en los pequeños comercios.

Utilizar el color naranja puede incrementar las ventas (y no es broma)

Se llama neuromarketing y gracias él, los autónomos pueden incrementar sus ventas online. Los colores, las imágenes o el momento de pago. Todo influye a la hora de comprar un producto. Y es que, el marketing ya no es exclusivo de las grandes compañías. Los pequeños comercios pueden y deben aplicar técnicas capaces de incrementar sus ventas. Comprender al consumidor es el primer paso, a partir de ahí, los autónomos, y en especial los que se dedican al e-commerce, pueden utilizar la información en su propio beneficio.

El neuromarketing analiza los niveles de emoción, atención y memoria del cliente. Gracias a él, los negocios se acercan cada vez más a comprender la inmensa complejidad del cerebro del consumidor. ¿Por qué compra este producto y no otro? ¿En cuánto tiempo se decanta por una u otra opción? ¿Cuál es el contexto más propicio para estimular el deseo de compra? ¿Qué colores atraen más? ¿Qué imágenes son las idóneas para vender un producto? Aunque no lo parezca estas cuestiones no son sólo accesibles para las grandes compañías.

Para todos aquellos pequeños negocios que quieran incrementar sus ventas online, la plataforma de pagos digitales Klik and Pay propone cinco claves capaces de influir en la decisión de compra del consumidor. El color, las imágenes, el momento de pago o la claridad en la información pueden ser de suma importancia a la hora de tomar una decisión en cuestión de segundos.

  • El naranja, el color que más incita a comprar

A la hora de comprar el color sí importa, y mucho. Los colores generan distintas emociones en el consumidor, de ira a bienestar, de inquietud a comodidad. Elegir el color adecuado en un ecommerce es fundamental. Desde la empresa de pagos digitales aseguraron que “el naranja se asocia con la toma de decisiones más rápidas, el movimiento, transmite energía e incita a la compra”. Por esta razón, señalaron que es más que recomendable que los pequeños negocios adopten este color para los botones de sus paginas web.

Las decisiones de compra se explican por los pequeños detalles y en este caso aún más. Se trata, según afirmaron en el estudio de un color que activa el impulso de compra. Una pequeña decisión a la hora de configurar la pagina web del ecommerce que puede repercutir de forma muy positiva en las ventas de un autónomo.

  • Contextualizar imágenes  

En primer lugar, es más que recomendable para cualquier negocio que venda por Internet utilizar imágenes para apoyar los productos o servicios que ofrece. Y es que “ el subconsciente del consumidor compra emociones, experiencias, no productos ni servicios” aseguraron desde Klik and Pay. Por esta razón, las imágenes son capaces de decantar al consumidor y su decisión de compra. No sólo eso, los estudios de Neuromarketing realizados al respecto demuestran la importancia de contextualizar las imágenes. No vale con asociar una imagen a un producto, esta tiene que estar directamente vinculada con lo que está ofreciendo el negocio.

De esta manera, la empresa de pagos online ejemplificó esta pauta con el caso de una tienda que se dedica a vender instrumentos de cocina. “En este caso las fotos del catalogo online han de incluir diversas imágenes de personas cocinando sonrientes y disfrutando de la comida” indicó Klik and Pay. Así, el consumidor deseará comprar esas emociones, esas imágenes por encima del propio instrumento y su verdadera funcionalidad.

  • Cuidar el momento de pago

El momento del pago online es crucial. Para el negocio, la venta no está asegurada hasta que el consumidor efectúe la compra. Éste puede abandonar la tienda en cualquier momento y por cualquier circunstancia. Por esta razón, Klik and Pay incide en la importancia de cuidar este último momento para asegurar las ventas. A este respecto, la empresa de pagos traslada algunos consejos del neuromarketing que pueden ser de gran utilidad para que los pequeños comercios no pierdan al cliente en el último momento.

El diseño de la pagina de pago tiene que ser fácil e intuitivo. Realizar una pagina de pago con un diseño sencillo y sin estridencias es fundamental para conservar al cliente hasta el último momento. En la misma línea, la claridad de la información sobre las etapas de pago y los pasos necesarios para completarla es de igual de importante para no ahuyentar el deseo de compra del consumidor. Por último, la variedad de opciones en cuanto a métodos de pago influye también en la decisión de compra. “El neuromarketing nos explica que cuando se ofrecen varias formas de pago el usuario es más proclive a realizar la compra siempre y cuando estos no sean iguales” comentaron desde Klik and Pay.

  • Dirigirse al cerebro reptil

Los pequeños negocios también pueden utilizar la neurociencia a su favor. Numerosos estudios científicos mantienen que el cerebro humano está compuesto por tres partes diferenciadas. Una de ellas es el cerebro reptil, el encargado de controlar “las funciones básicas para la supervivencia y el que dirige las decisiones de compra” aseguraron desde Klik and Pay. Se trata de la parte más primitiva del cerebro, capaz de tomar decisiones de compra de forma inconsciente. Por esto, es necesario dirigirse a ella con conceptos sencillos, concretos y tangibles, sin ningún tipo de abstracción.

Así, los negocios que quieran estimular las compras por Internet de sus clientes deben tener estas condiciones en cuenta a la hora de informar y explicar al consumidor. Los mensajes claros y concisos, junto con la información detallada de los beneficios del producto son, en este caso, lo más eficaz para persuadir al consumidor.

  • Añadir un regalo inesperado

Un regalo inesperado, un extra que se añade al carrito en la última fase de la compra, influye notablemente en la decisión del consumidor. Se trata, una vez más, de una teoría que mantiene el neuromarketing. Si se añade un regalo cualquiera al carrito al final de la compra, aumentan las posibilidades de que el consumidor la finalice.

Esto se explica por la sensación de perdida de oportunidad que podría sentir si no termina la compra. El consumidor es más proclive a continuar con el pago cuando obtiene una ventaja, no por el extra en si, sino por la sensación de estar perdiendo una oportunidad. Esta reacción se genera en cuestión de segundos y agiliza la decisión de compra y esto, puede significar la diferencia entre vender o dejar de vender un producto.

Utilizar el color naranja puede incrementar las ventas (y no es broma)