Lunes. 27.05.2019

BEN TOWERS

El millonario de 20 años del que se burlaban sus profesores

Ben-Towers | Foto: Pangea
Ben-Towers | Foto: Pangea

Ben Towers comenzó a trabajar en el marketing digital con 11 años, fundó su empresa con 13 y hasta los 17 tuvo que compaginarlo con sus estudios, lo que “a muchos de sus profesores no le gustaba, hacían comentarios y bromeaban sobre ello”.

El millonario de 20 años del que se burlaban sus profesores

Towers, empresario británico de 20 años, ha contado, en una entrevista con EFEemprende, que, dos años después de dejar los estudios y tras haber convertido su agencia de marketing en un negocio multimillonario, volvió a su escuela. “Los mismos profesores a los que no les gustaba la idea, ahora me decían que era brillante y que les había inspirado a todos”, relata.

El joven empresario ha visitado Madrid para acudir al festival de talento joven Unleash, organizada por la startup Pangea, donde ha compartido sus experiencias e ideas sobre el futuro de los negocios.

Como él mismo confiesa, ha tenido que superar numerosas barreras de todo tipo para poder dirigir su empresa que van desde las legales hasta la dificultad de conseguir clientes cuando aún era un adolescente. “Tenía que convencerlos de que trabajar con una persona tan joven iba a ser divertido e interesante”, explica, “hay que levantarse y decir: sí, soy joven, pero me apasiona lo que hago y quiero hacer una diferencia”.

El adolescente más inteligente del planeta

Para Towers, que fue nombrado el adolescente más inteligente del planeta por la revista Times, vivimos en un momento único: “Nunca habíamos visto a este nivel en la historia cómo una generación más joven cambiaba tanto a las generaciones posteriores”.

Hace menos de un año, el joven emprendedor dejó su trabajo en la compañía que fundara y se ha lanzado a múltiples inversiones en negocios que buscan “crear una diferencia en el mundo”. Su dinero lo ha destinado a varios proyectos de reciente constitución: comida saludable, un banco para organizaciones caritativas o de control de las finanzas personales: “Es en lo que creo”, ha remarcado.

Según Towers, las grandes empresas abrazan cada vez más causas sociales porque, de otro modo, no conseguirán atraer el talento que necesitan: “Nos llaman vagos por estar en Instagram, pero ahí vemos la pobreza, los problemas de la sociedad” comenta para destacar la concienciación vivida entre los sectores más jóvenes. “Los nuevos emprendedores se preocupan por beneficiar al mundo y cambiar algo a mejor a la vez que hacen negocios”.

Aparte de preocuparse por sus inversiones, este joven emprendedor ha dedicado este último año a dar charlas públicas como la que le ha traído a Madrid y a proyectos sociales como “Bullies Out”, contra el acoso escolar. Towers piensa que es una cuestión de “despertar consciencias” e “inspirar a la gente a superar sus dificultades”.

Preocupado por el Brexit

Towers también está preocupado por el “Brexit” y por la incertidumbre sobre lo que pasará a nivel económico: “Nadie sabe cómo será el futuro”, aunque no apoya un segundo referéndum, sino que cree que hay que respetar lo votado y trabajar para que sea lo mejor posible.

Por ello, opina que, especialmente las pequeñas empresas, deben aprender a trabajar de manera colaborativa y crear redes de apoyo para poder competir en un mercado global.

El millonario de 20 años del que se burlaban sus profesores