Uno de los motivos es la falta de existencias

Alquiler de autocaravanas y campers: los autónomos del sector no pueden satisfacer la actual hiperdemanda

El sector caravaning está en auge y, tal es la demanda, que los autónomos del sector no pueden satisfacerla. También hay falta de existencias, causada por la crisis de los componentes que azota fuertemente la industria automotriz.

Alquiler de autocaravanas y campers_ los autónomos del sector no pueden satisfacer la hiperdemanda
Alquiler de autocaravanas y campers_ los autónomos del sector no pueden satisfacer la hiperdemanda
Alquiler de autocaravanas y campers: los autónomos del sector no pueden satisfacer la actual hiperdemanda

El sector del caravaning ha dejado de ser una moda pasajera y se ha convertido en uno de los modelos de negocio más exitosos que existen en la actualidad para los autónomos. La demanda es tan grande que los negocios dedicados al alquiler de autocaravanas y campers no pueden satisfacer las necesidades del mercado, también por la dificultad que supone adquirir nuevos vehículos a las fábricas de vehículos que están padeciendo una crisis de componentes. La guerra de Ucrania, la inflación y la falta de existencias son los principales motivos por los que cada vez resulta más complicado hacerse con nuevos vehículos camperizados, según explicaron desde la Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning (Aseicar).

Cada vez más personas deciden emprender una actividad por cuenta propia relacionada con el alquiler de autocaravanas y campers, por lo que resulta complicado entender por qué no se consigue satisfacer la demanda. Sin embargo, la respuesta es sencilla: sigue habiendo muchísima más demanda que oferta y, además, la crisis de componentes que azota fuertemente el sector del motor ha agravado la dificultad que supone para un autónomo adquirir un vehículo nuevo de estas características. De hecho, según datos de Aseicar, durante el mes de abril de 2022 se vendieron un total de 483 autocaravanas y campers nuevas, lo que supuso un descenso de casi un 24% con respecto al mismo mes del año anterior, que registró 633 ventas.

La grave crisis de componentes ha obligado a los autónomos a recurrir al mercado de segunda mano para ampliar sus flotas y aumentar la oferta. Por ello, la compra-venta de vehículos camperizados usados se ha disparado, lo que ha supuesto un importante incremento de los precios de los mismos. Aun así, sigue resultando imposible para los autónomos satisfacer la hiperdemanda que existe actualmente en el sector.

¿Por qué ha disminuido la venta de vehículos caravaning nuevos?

La demanda en el alquiler de vehículos caravaning es mayor con cada año que pasa y cada vez son más los autónomos que necesitan ampliar sus flotas, además de los particulares que prefieren optar por la compra y descartar el alquiler. Por tanto, cuesta comprender la disminución en el número de autocaravanas y campers vendidas en los últimos meses. Desde Aseicar explicaron que esta bajada se debe principalmente a cuatro factores principales: la Semana Santa -época en la que disminuyen las compras de este tipo-, la inflación, la guerra de Ucrania y la falta de existencias causada por la crisis de componentes.

Según señalaron desde Aseicar, “la subida de los precios está reduciendo la capacidad de consumo de las familias”, por lo que la inflación es uno de los motivos de este descenso. También lo es la guerra de Ucrania, ya que “la prolongación del conflicto internacional sigue generando incertidumbre en la economía mundial y en los bolsillos de los consumidores”. Aunque estos dos factores han podido influir negativamente en el sector, sin duda el motivo principal y el gran problema que azota el sector de la automoción es la falta de stock, causada por la crisis de componentes.

La industria automotriz lleva desde el pasado año sumida en una grave crisis de componentes, derivada de la falta de semiconductores que la industria necesita para la fabricación de automóviles. Según los expertos, los principales motivos que han llevado a la escasez de semiconductores son la pandemia por el Covid-19 y la importante sequía de Taiwán.

En relación a la escasez de vehículos, Gert van der Meijden, autónomo al mando del negocio “Camperhuren in Spanje”, explicó a este diario que “si hoy en día compras una autocaravana, te la entregarán en unos 12 meses y, además, no van a saber darte un precio cerrado debido a la gran incertidumbre que hay ahora mismo. Han subido los precios de todos los materiales y todo son problemas en la cadena de suministro del sector. Las ventas no han bajado porque haya disminuido la demanda, sino porque no tienen qué vender”.

El mercado de segunda mano, la opción más sencilla para aumentar las flotas

Esta situación está afectando fuertemente a los autónomos con negocios de alquiler, ya que no pueden adquirir nuevos vehículos y, por tanto, no pueden aumentar su oferta. En una situación en la que existe una hiperdemanda en el sector, la dificultad que supone adquirir nuevos vehículos se convierte en una importante traba para los autónomos, que no pueden satisfacer dicha demanda.

Esto está suponiendo una inclinación hacia el mercado de segunda mano que, aunque en abril de 2022 se vendieron 93 vehículos camperizados menos con respecto al mismo mes del año anterior, se ha convertido en la única opción -o al menos la más viable- para que los autónomos puedan aumentar sus flotas y ampliar su oferta. En este contexto, tal y como explicó a este medio Gert van der Meijden, “la falta de vehículos nuevos está afectando también al alquiler, ya que no hay vehículos y por tanto es imposible adquirirlos. La única opción es acudir a la compra de segunda mano, el problema es que los precios están por la nubes y todo el mundo lo sabe. Hay tanta demanda que se venden por un precio altísimo”.

Los autónomos del sector se encuentran esperanzados y prevén un verano con buenos resultados

A la dificultad para hacerse con nuevas autocaravanas y furgonetas camperizadas se suma la aparición de nuevos competidores que buscan hacerse un hueco en un sector cada vez más en auge. Sin embargo, al existir una hiperdemanda, los autónomos del sector siguen obteniendo buenos resultados y grandes beneficios para sus negocios. De hecho, el sector sobrevivió a la crisis generada a raíz de la pandemia e, incluso, durante el verano de 2021 se registraron unos datos de alquiler iguales, o incluso mejores, que antes del Covid-19, según explicó Gert van der Meijden.

Aunque la crisis de componentes ha perjudicado de forma importante en la venta de vehículos caravaning y ha llevado a que los autónomos que se dedican al alquiler de los mismos hayan tenido grandes dificultades para aumentar o renovar sus flotas, también ha generado un impacto positivo para este tipo de negocios. Esto se debe a que al disminuir las posibilidades de compra, los particulares han optado por la opción del alquiler.

“Si quieres adquirir una autocaravana para irte de vacaciones pero te resulta imposible comprar por la falta de existencias, no te queda otra opción que la de alquilar. La demanda ha seguido aumentando y sigue manteniéndose muy alta”, señaló el autónomo.

El aumento del interés por alquilar este tipo de vehículos se ha traducido en un notable incremento de la oferta, ya que, aunque hay escasez de vehículos nuevos, “se han comprado furgonetas que ya estaban en el mercado y se han camperizado”. Aun así, aunque ha aumentado notablemente la oferta, la demanda sigue siendo tan grande que se sigue sin poder satisfacer.

En palabras de la propia Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning, “La flota de Aseicar, que ahora mismo es de 5.500 vehículos, se alquila por completo al haber más demanda que oferta. Se agotan desde hace años”.

En este contexto, y tras experimentar unos primeros meses del año exitosos para el sector del alquiler de vehículos caravaning, los autónomos se sienten esperanzados. “La pretemporada ha estado mejor que nunca. Tenemos mucha esperanza y muy buenas sensaciones. El sector está en auge”, explicó Gert van der Meijden

¿Ha habido un incremento en los precios para alquilar autocaravanas y campers?

Como en prácticamente cualquier tipo de alquiler, los precios se organizan en cuatro estaciones y dos temporadas. Cuando las fechas se contemplan dentro de lo que se considera temporada alta, los precios aumentan, adaptándose a la oferta y a la demanda. Sin embargo, eso no quiere decir que los precios hayan subido con respecto al mismo periodo del año anterior, de hecho, Gert van der Meijden confirmó a este diario que, en su caso y en el de otros muchos autónomos, los precios no se han incrementado pese a existir un margen grande en el mercado para hacerlo.

“En España no hay autocaravanas sin alquilar en el mes de agosto, por lo que el margen que existe en el mercado es muy grande. Los precios son altos por ese motivo, porque existe más demanda que oferta. Aun así, en mi caso, no ha habido un incremento de precios como consecuencia de la situación actual ni de la falta de existencias”, señaló el autónomo.

Alquiler de autocaravanas y campers: los autónomos del sector no pueden satisfacer la actual hiperdemanda
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad