La entidad supervisora dice que podría llevar a “comportamientos oportunistas”

El Banco de España critica el nuevo proceso concursal específico para autónomos que se quiere implantar

El Banco de España ve luces y sombras en la reforma concursal en la que trabaja el Gobierno. En su informe anual critica el nuevo proceso específico para autónomos.

Fachada del Banco de España
Fachada del Banco de España. | Foto de archivo.
El Banco de España critica el nuevo proceso concursal específico para autónomos que se quiere implantar

Al Banco de España no le gusta el nuevo procedimiento concursal que quiere implantar el Gobierno para los autónomos. La reforma de la Ley concursal, en la que el Ejecutivo lleva meses trabajando, recoge un nuevo mecanismo específico para los trabajadores por cuenta propia y pequeños negocios que acudan en un futuro a un concurso de acreedores. El organismo regulador teme que la reforma planteada no cumpla con los objetivos de cambio y mejora que, tanto negocios como Europa, esperan de la nueva normativa.

En el informe anual referente al ejercicio 2021 -pero que fue publicado hace unos días -, el Banco de España hace un extenso análisis de las principales medidas e hitos legislativos del Gobierno y ofrece una opinión sobre el funcionamiento de los mismos. Así lo hace, por ejemplo, con las ayudas directas a la solvencia empresarial, con la futura ley de Startups y también con la reforma de la Ley Concursal. Esta última es una normativa que el Ejecutivo lleva desarrollando desde hace casi un año, que debería cumplir con la transposición de la Directiva Europea 2019/1023 en materia de insolvencia y que tendría que estar lista para el próximo 17 de julio, según los plazos marcados por Bruselas.

Entre todos los cambios que se avecinan en materia concursal, el Banco de España advierte específicamente sobre el nuevo procedimiento de insolvencia único para autónomos y microempresas de menos de 10 trabajadores. Éste consistiría en la realización de un test online, que el autónomo debería autocompletar y para el que no sería necesario contar con la ayuda de un administrador concursal.

Así el documento recoge, por un lado, la intención del Gobierno de introducir “un procedimiento específico para microempresas caracterizado por una simplificación procesal máxima y por el recurso a las nuevas tecnologías, para que resulte menos costoso y más rápido que el concurso de acreedores general”. Pero, por otro lado, también señala que existe "cierta incertidumbre sobre la eficiencia del procedimiento especial para microempresas”.

El concurso de acreedores estaría en manos del deudor

Al organismo regulador le preocupa que se quiera dejar el procedimiento concursal en manos del deudor que no tiene conocimientos específicos sobre el procedimiento. Es decir, todo se descarga sobre los hombros del trabajador autónomo. “En concreto, prescindir del administrador concursal en la mayoría de estos procedimientos, dejando su control en manos del deudor, podría conllevar riesgos de comportamientos oportunistas y problemas de riesgo moral, debido a la falta de supervisión por parte de un profesional independiente” expone el Banco de España en su informe anual (BdE).

Para el Registro de Economistas Forenses (REFOR), dependiente del Consejo General de Economistas, esta opinión del BdE pone de manifiesto lo que ellos llevan meses cuestionando y es el desamparo en el que se encontrará el trabajador por cuenta propia en este tipo procedimientos. “El concurso de acreedores es un procedimiento jurídico complejo y el deudor, el autónomo, ya tiene suficiente con los problemas de insolvencia de su negocio, cómo para tener que enfrentarse jurídicamente a esta situación. Para nosotros el nuevo procedimiento es como si tu estás enfermo y en vez de acudir al médico, lo que haces es automedicarte” ejemplificó el experto y técnico del REFOR-CGE, Alberto Velasco.

A juicio de Velasco es muy importante que el organismo regulador comparta su “inquietud” sobre este nuevo procedimiento. “Como siempre, el Banco de España hace una de cal y otra de arena. Ya que si bien reconoce que el texto del proyecto de Ley de la Reforma Concursal es una evolución del sistema actual, también dice que los concursos específicos para micropymes, al no incluir a un profesional para su realización, pueden no ser tan eficientes como se piensa” explicó.

“Comportamientos oportunistas y problemas de riesgo moral”

En el documento, el Bando de España hace una importancia advertencia sobre este procedimiento y es que cree que “podría conllevar riesgos de comportamientos oportunistas y problemas de riesgo moral”. Para el experto, esta frase es una “indirecta” de que los autónomos que se vean forzados a realizar el procedimiento sin ser asistidos por un profesional pueden tener “tentaciones”.

“No hay que olvidar que en este nuevo procedimiento es voluntario no disponer de un profesional concursal. Es decir, si el autónomo quiere puede contratar a un administrador. Pero estoy casi seguro de que ésta no será la tónica general, porque habrá empresas muy pequeñas en una situación económica complicada, que no se van a poder permitir este lujo. Será ahí cuando surjan las desigualdades y discriminaciones, porque el que tenga más medios tendrá mayores beneficios, que el que no” dijo experto y técnico del REFOR-CGE, Alberto Velasco.

Según Velasco en esta situación límite de insolvencia, los autónomos que acudan a un concurso sin ningún tipo de ayuda “podrán no ser completamente honestos en cuanto a los datos que aporten. Como, por ejemplo, en el número de unidades de ventas productivas. […] En ese futuro test que tendrán que rellenar, se verán tentados a no ser honestos o por lo menos a no trabajar con la misma objetividad que un profesional, porque al fin y al cabo, estamos hablando de liquidar su propio negocio”.

Al Banco de España le parecen escasas las quitas con Hacienda y Seguridad Social

En el documento, al que ha tenido acceso este diario digital, el Banco de España también refleja, si bien de una forma mucho más sutil, su decepción con las exoneraciones de las deudas contraídas con Hacienda y Seguridad Social de 1.000 euros con cada entidad pública, pues considera que es un bajo importe.

Recordemos que, por primera vez, un texto normativo prevé que los autónomos y negocios que tengan deudas con la Administración puedan obtener quitas de hasta 1.000 euros con Hacienda y otros 1.000 con Seguridad Social. Sin embargo, se trata de unas cuantías mínimas teniendo en cuenta que actualmente se están obteniendo exoneraciones por cuantías mucho mayores en la vía judicial. Incluso, algunas muy llamativas de hasta 1 millón de euros.

Para el Banco de España la mejora del mecanismo de segunda oportunidad se queda corta al introducir “la posibilidad de exoneración sin liquidación previa del patrimonio del deudor y mediante un plan de pagos, extendiendo la exoneración del pasivo insatisfecho al crédito público”. De hecho, considera que los 2.000 euros son “una cantidad relativamente limitada”.

Este aspecto de la reforma también ha sido fuertemente criticado, hasta el punto de que se han presentado varias enmiendas en el Congreso de los Diputados que pretendían cambiar este parte de la normativa. El experto y técnico del Registro de Economistas Forenses (REFOR), dependiente del Consejo General de Economistas, Alberto Velasco, comentó hay bastante “consenso” en las más de 600 enmiendas presentas a la reforma para cambiar la limitación de la exoneración de deuda pública.

“Es un importe ridículo. Vamos a confiar en qué el Gobierno tenga en cuenta las peticiones de cambio, debido a la multitud de enmiendas presentadas” expresó Velasco .

Una aprobación de la norma in extremis

Por último, el experto en materia concursal e insolvencia comentó el problema del factor del “tiempo”, pues el próximo 30 de junio acaba la moratoria concursal y, por lo tanto, se pone fin a la no obligación de declarar el concurso, que está liberando a muchos pequeños negocios de no comunicar su situación de insolvencia. Y también, el próximo 17 de julio se acaba el plazo concedido por la Unión Europea a España para trasponer la Directiva Europea 2019/1023 en materia de insolvencia a través de publicación de esta reforma.

El Gobierno está trabajando con unos plazos de tiempo muy complicados. Es verdad que hay rumores de la extensión nuevamente de la moratoria concursal, para frenar la avalancha de concursos. Una medida que sería poco ortodoxa teniendo en cuenta que ningún país de nuestro entorno la tiene aún en vigor. Y también es cierto que hay una presión muy fuerte de Europa a tener lista esta reforma para poder acceder a los fondos europeos” dijo Velasco. A su modo de ver, en las próximas semanas o todo va muy rápido y apenas hay debate, “o veo complicado que se pueda llegar a tiempo en condiciones”.

Para Velasco llegar “en condiciones” significaría conseguir un texto para la reforma concursal “técnico”, “útil” y “consensuado”. Algo muy difícil de lograr con el ruido de la avalancha de concursos de autónomos y pequeños negocios que los expertos pronostican, y el tic tac del reloj de Europa aproximándose. 

El Banco de España critica el nuevo proceso concursal específico para autónomos que se quiere implantar
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad